La Prórroga

Un tartán azul en el Velódromo

Deteriorado. Corredores se ejercitan en el maltrecho tartán del Velódromo, que será renovado.
Deteriorado. Corredores se ejercitan en el maltrecho tartán del Velódromo, que será renovado. / JOSÉ USOZ

Habrá temporada de pista cubierta este año en Donostia y las obras acabarán antes de que comience el curso 2018/2019

KAREL LÓPEZ

Azul, del color característico de Donostia. Así es como se pretende que sea el nuevo material sintético que se colocará en el Velódromo de la capital guipuzcoana el año que viene. La histórica instalación donostiarra cambiará de piel finalmente y esa es la razón por la que la Real Federación Española de Atletismo ha decidido dar una prórroga a la pista cubierta donostiarra para que durante la temporada 2017/2018 se pueda competir después de haberle retirado la homologación por el mal estado que presenta.

«Intentaremos que la nueva pista sea azul, teniendo en cuenta las retransmisiones de la televisión. El proyecto de renovación queremos realizarlo de la mano de la Federación Atlética Guipuzcoana debido al conocimiento que pueden tener al respecto», asegura Martín Ibabe, concejal de deportes de San Sebastián. No sería la primera pista indoor azul, ya que la de Valencia, de hecho, combina dos tonos de este color. En Sopot, durante el Campeonato del Mundo del año 2014, se compitió en un material azul y en Antequera (Málaga), la pista es tanto amarilla como azul, dejando de lado el tradicional rojo.

«El Ayuntamiento dispondrá de una partida en los presupuestos de 2018 para la renovación del tartán», continúa Ibabe. Es esa precisamente la razón por la que la RFEA comunicó por escrito hace unos días al propio concejal de deportes que se «autoriza la prórroga hasta el final de la temporada 2017/2018». El Ayuntamiento de Donostia se comprometió, también por escrito, a «renovar el pavimento de las pistas y que las mismas estén finalizadas de cara al curso 2018/2019» después de ver cómo la RFEA decidía, como también ha ocurrido con otras pistas, retirar la homologación, es decir, impedir que los tiempos que se marquen tengan validez.

«Comprometidos»

«Estamos comprometidos con el atletismo y la pista del Velódromo es una infraestructura importante. Por eso, el Ayuntamiento y Donostia Kirola han realizado las gestiones a las que se comprometió para que la pista siga teniendo la homologación», apunta Ibabe, quien hace unos meses reconoció en este mismo diario, antes de responder a la RFEA, que «se trataba de una prioridad».

Esta instalación fue escenario en 1977 del Campeonato de Europa de pista cubierta de atletismo -el primero de los cuatro disputados hasta la fecha en España- y fue considerada como una de las mejores del mundo, al contar con seis calles y un anillo peraltado de 200 metros. Un anillo en el que, precisamente, es donde más desgaste hay a día de hoy, llegando a ser, tal y como aseguran los atletas que a diario se ejercitan ahí, «peligroso, sobre todo en la zona de salidas, donde se acumula mucho polvillo».

En estos momentos, lejos del esplendor que llegó a alcanzar décadas atrás, en la pista del Velódromo donostiarra se celebran anualmente los Campeonatos de Euskadi y de Gipuzkoa de pista cubierta y los últimos años se han venido desarrollando Campeonatos de España de categorías inferiores. Sin embargo, el deterioro del material sintético actual, que no ha sido cambiado en más de dos décadas y que fue colocado por encima del viejo tartán empleado en el ya citado Europeo, hizo que la RFEA interviniera y dejará sin homologación a una instalación que ha sido en nueve ocasiones sede del Campeonato de España absoluto bajo techo, la última en 2006, y de una reunión atlética de primer nivel que se desarrolló en los años 80 y 90.

«El uso de esta instalación trasciende más allá de la ciudad: la usan deportistas guipuzcoanos, vascos y de otros puntos de España», sigue Ibabe, quien ya recalcó hace unos meses que se solicitaría una ayuda económica a la Diputación por esta circunstancia.

Ante la ausencia de otras pistas cubiertas cerca -dentro de Euskadi no hay ninguna de otra de características similares; solo hay módulos cubiertos-, a Anoeta acuden durante la temporada de pista cubierta -entre diciembre y marzo- atletas vascos, navarros, cántabros, riojanos e incluso franceses. Ahora, el reto estará en sacarle partido a una pista que volverá, seguro, a ser de las mejores de España.

Fotos

Vídeos