Atletismo

Los campeonatos de España de atletismo comenzaron hace 100 años en Donostia

La pista era de hierba, barro y arena. / KUTXATEKA / RICARDO MARTÍN
La pista era de hierba, barro y arena. / KUTXATEKA / RICARDO MARTÍN

El primer Campeonato de España de pista se disputó en Atotxa el 8, 9 y 10 de septiembre del año 1917. Con la presencia única de atletas masculinos, hubo quince finales sobre la hierba y el barro del campo en el que ya jugaba la Real Sociedad

KAREL LÓPEZ SAN SEBASTIÁN.

Hubo tiempos en los que Atotxa, además de un campo de fútbol en el que jugaba la Real Sociedad, también fue testigo de grandes acontecimientos atléticos. Hoy hace cien años -se dice pronto-, en Donostia, gracias a la Federación Atlética Guipuzcoana, fundada un año antes, comenzó el primer Campeonato de España al aire libre.

La capital guipuzcoana tuvo ese honor antes incluso que Madrid (sede en 2018) y Barcelona (en 2019). «El primer Campeonato de España, el de 1917, se disputó los días 8, 9 y 10 de septiembre con quince disciplinas, todas ellas para hombres», cuenta Juanjo Ozcariz, estadístico que colabora con la FAG. «La pista era de hierba, barro y arena en algunas zonas, con una cuerda marcada con cal. Tenía 250 metros».

«En uno de los fondos de aquel campo en el que, además de jugar a fútbol, se celebraban competiciones atléticas, estaba el almacén de los 'Herederos Ramón Múgica', auxiliares de chapa de ferrocarriles que llegaron a fabricar vagones. La Peña Mujika viene de ahí», sigue Ozcariz.

Pocos son los recuerdos, tanto escritos como gráficos, que quedan de aquella primera edición. De hecho, apenas existen fotografías con calidad suficiente como para ser publicadas -las de Ricardo Martín (Kutxateka) que acompañan a este reportaje son de Atotxa, pero de 1920, año en el que también se disputó el Campeonato de España en San Sebastián-.

«3.000 espectadores»

Los diarios y revistas de la época decían que «se acercaron 3.000 personas» a la jornada del 9 de septiembre, en la que más finales se disputaron. «Una tarde espléndida, después de varios días lluviosos, contribuyó muchísimo a la mayor animación del espectáculo (...) Si en momentos invadieron el campo interrumpiendo el espectáculo, ello solo fue debido al entusiasmo desbordante, al loco frenesí» que vivieron con alguna de las finales.

Los resultados también han sobrevivido. Nos muestran que se disputaron pruebas ahora inexistentes como el salto de longitud y altura sin impulso. Las dos las ganó el guipuzcoano Álvaro Artola, primer campeón de España también de los 110 metros vallas que se corrieron el último día del campeonato igualando el récord de España (19.2). Fue el único hombre capaz de ganar tres pruebas.

Los atletas del territorio, representando a la Federación Atlética Guipuzcoana, fueron los que más medallas de oro se colgaron: once de quince. Además de la FAG, compitió la Federación Castellana, el FC Barcelona y el CD Bilbao.

Una vuelta menos

Una de las grandes anécdotas de aquel Campeonato de España la protagonizó Juan Muguerza, a quien ahora se homenajea año tras año en el Cross de Elgoibar. El fondista ganó el 1.500 y el 5.000.

Aunque en la distancia larga fueron unos metros menos, tal y como se destaca en el semanario deportivo Madrid Sport que se publicaba por aquel entonces. «No fueron 5.000 metros por una equivocación del cartelero de vueltas, que hubiera sido reparable si en la vuelta 18ª cientos de personas no se hubieran lanzado a la pista locas de entusiasmo, impidiendo con sus aclamaciones que los comisarios se dejasen oír a pesar de que gritaban con todas sus fuerzas: '¡Falta una vuelta!'». Cuando González, su rival, se percató de que faltaba una vuelta, la corrió, aunque reconoció que Muguerza había sido superior a él y el triunfo fue para el guipuzcoano.

Félix Mendizabal (oro en 100 y 200) o José Luis Elosegui (longitud y pértiga con récord de España: 2,98 metros) fueron otros de los nombres propios de este primer estatal.

No fue el inicio

Aunque hoy se cumpla un siglo del primer Campeonato de España de atletismo en pista, aquella competición de Atotxa no fue la primera desarrollada en Gipuzkoa. De hecho, clubes como la Real Sociedad -con sección atlética desde su fundación en 1909- o la Gimnástica de Ulía son anteriores. Se cree (al menos eso dicen los documentos) que la primera competición atlética disputada en Gipuzkoa fue en mayo de 1907 en Irun. El Sporting Club de Irun fue el encargado de organizar el I Concurso Internacional de Atletismo en el campo de Elizatxo.

Fue el primero de los 17 organizados en Gipuzkoa al aire libre

El Campeonato de España de 1917 en Atotxa fue el primero de un total de 17 que se han disputado hasta la fecha y al aire libre en Gipuzkoa (97 ediciones en total), el último hace diez años en elEstadio de Anoeta. Allí, la cántabra Ruth Beitia batió un récord estatal de altura (2,02 metros) que aún continúa siendo el salto más alto dado por una atleta española. Ese ha sido el único Campeonato de España al aire libre organizado en el territorio durante el sigloXXI. Durante el XX, tras el primero en 1917, Atocha volvió a albergar esta cita en 1920. Después, la pista de 400 metros de Berazubi cogió el testigo y allí se disputaron los de 1924, 1925, 1926, 1932, 1934, 1935, 1944 y 1959. Además de esos ocho en Tolosa, Donostia, en este caso Anoeta, acogió el estatal de 1953, 1958, 1975, 1983 (hasta este momento en la vieja pista), 1994, 1998 y el ya citado de 2007 (estos en el Estadio).

El campo de Atotxa, donde jugaba a fútbol la RealSociedad, también servía para organizar pruebas atléticas. :: KUTXATEKA /Ricardo Martín
El campo de Atotxa, donde jugaba a fútbol la RealSociedad, también servía para organizar pruebas atléticas. :: KUTXATEKA /Ricardo Martín

Fotos

Vídeos