Atletismo

La Real Sociedad y Kirolgi apuestan por Odei Jainaga

Odei Jainaga seguirá en el filial de la Real. / FÉLIX MORQUECHO

El jabalinista eibartarra, internacional y campeón de España, seguirá como filial del club txuri-urdin a pesar de que el Barça había querido ficharle

KAREL LÓPEZ SAN SEBASTIÁN.

Su evolución fue tremenda. Odei Jainaga (14/10/1997) tiene un don, una virtud con la jabalina heredara, en parte, de Cristina Larrea, su madre y la mujer guipuzcoana que más lejos ha lanzado. La temporada pasada, con 19 años, terminó de explotar y con 77,66 metros, el eibarrés logró en Soria el tercer mejor lanzamiento de un atleta español -el mejor de la década-, lo que, como es lógico, llamó la atención de los grandes equipos.

Jainaga pasó de no alcanzar los 70 metros en 2016 (tenía 69,27) a poner en jaque el récord de España que Gustavo Dacal estableció en 2003 (78,88). Y Jainaga pasó de competir tranquilamente en el Club Deportivo Eibar, filial de la Real Sociedad, a despertar el interés del Playas de Castellón, subcampeón europeo en 2016, y del FC Barcelona. Pero, tras ver el esfuerzo de la Real y de Kirolgi, ha decidido quedarse en casa.

«El Playas hizo una oferta formal muy buena en términos económicos», destaca el jabalinista de 19 años. Eran cantidades de dinero que pocas veces se ven en el mundillo atlético, pero visto el potencial de Jainaga y su condición de guipuzcoano, la sección de atletismo del club txuri-urdin, que no podía plantar cara a esa oferta, logró en junio que fuera el propio club de fútbol el que apostara por mantener al eibarrés en un club guipuzcoano. Kirolgi también ha ayudado.

Jainaga, campeón de España en julio, vio días después de esas reuniones cómo el Barça también se interesaba, pero aconsejado también por su entorno, hizo ver que ya había tomado una decisión. «En ningún momento me he visto presionado», apunta. Al menos durante los dos próximos años seguirá compitiendo con el CD Eibar a nivel individual, participando en las ligas de clubes con la Real Sociedad. «He pasado en unos meses de no ser nadie a ver cómo todos me querían. En ese sentido supongo que este habrá sido el año más complicado. Prefiero estar en un equipo de casa. Hubiera sido una pena salir de la Real. El ambiente es genial. En la Real hay atletas con los que he entablado una amistad especial, como el pertiguista Istar Dapena», continúa.

«Problemas en el pubis»

Tras unas merecidas vacaciones después de un año «increíble» para él -récord de Euskadi, campeón de España, internacional absoluto y dos veces sub 23...-, el joven lanzador que reside en el Centro de Tecnificación Deportiva de Fadura (Getxo) no ha podido empezar la pretemporada como le hubiese gustado. «Tengo una fractura de estrés en el pubis. Antes de acabar la temporada ya sentía dolor, pero pensábamos que era un tema muscular», destaca.

Esto está provocando que no pueda realizar varios de los ejercicios programados, «aunque el tren superior sigo fortaleciéndolo. Me vendrá bien para ponerme fuerte», señala media en broma, medio en serio. A fin de cuentas, sabe perfectamente que le quedan kilos por coger y fuerza que ganar. «La temporada la empezaré, si todo va bien, en marzo. Quiero llegar a esas alturas en condiciones de mejorar los 77,66 metros que he lanzado. Pero la preparación me la voy a tomar con calma. No quiero cargarme demasiado antes de tiempo. Ahora poco a poco voy a ir conociendo a mi cuerpo. La temporada pasada quizás pequé de no conocer mi cuerpo demasiado».

Además de continuar en la cima a nivel estatal en un momento en el que se ha juntado una magnifica generación de lanzadores de jabalina, Jainaga espera para la nueva campaña mejorar su marca y no duda en hablar del Europeo de Berlín 2018 como objetivo. «Piden 80 metros. Ya lo he mirado. Quiero seguir la progresión». Tratará de cumplirlo con el apoyo de los de casa.

Fotos

Vídeos