El queso de oveja palentino y el trofeo de Baltanás

DV

Cuando la que suscribe tenía 24 años, tuvo la gran fortuna de recibir de manos de la propia Ana Isabel Alonso un enorme queso de oveja y un trofeo como segunda clasificada en el Medio Maratón de Baltanás (Palencia). Es una carrera que tiene un encanto especial. A los participantes se les transporta hasta la zona de salida. Todo el recorrido pica hacia abajo y, como es de esperar, las marcas, que suelen ser amables, no son homologables.

Esta competición con el paso de los años ha crecido sustancialmente y es un punto de referencia para los runners de la comarca. Cuando le mencioné este detalle en la entrevista hecha telefónicamente, Alonso elevó su voz. «Esta prueba nos encanta y no fallamos nunca. Es una auténtica quedada para muchos que compartimos la afición por correr. Después de la prueba nos vamos de Bodega y compartimos vivencias», asegura la plusmarquista palentina, que invita a los guipuzcoanos a acudir a la prueba y disfrutar de los paisajes de Palencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos