«El año pasado vinimos a grabar y este, en cambio, a disfrutar»

Raúl Gómez, presentador de Maratón Man. / JOSÉ MARI LÓPEZ
Raúl Gómez, presentador de Maratón Man. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Raúl Gómez, presentador de Maratón Man, repitió experiencia ayer y corrió junto a «compañeros del programa que vivieron una gran experiencia»

K. LÓPEZ SAN SEBASTIÁN.

Recorriendo el mundo, como a él le gusta decir, Raúl Gómez se presentó en la salida de la Behobia-San Sebastián por segundo año consecutivo. El presentador del programa Maratón Man del canal #0, feliz y sonriente como siempre, volvió a divertir a cientos de corredores durante todo el fin de semana, aunque en esta ocasión pasó un poco más desapercibido que el año pasado.

Raúl -o Raulito, como decía su dorsal- dedicó uno de sus programas de Maratón Man de la pasada temporada a la Behobia. Un equipo de rodaje le acompañó el año pasado. Ayer, en cambio, la situación fue diferente. «Este año hemos venido a disfrutar. No solo yo. Gran parte del equipo del programa ha corrido. La verdad es que es alucinante esta prueba. En 2016 nos lo pasamos en grande grabando, y esta vez queríamos vivir la experiencia desde otro punto de vista», aseguraba el presentador , que se define como «entretenedor por naturaleza, amante de la risa, la televisión, el deporte y el buen humor».

«Entre los que hemos corrido del equipo había gente que nunca se había enfrentado a los 20 kilómetros. Se lo han pasado en grande. La Behobia es lo que tiene», continuaba. Raúl sobre todo valoraba el esfuerzo realizado por su cámara, que también disfrutó muchísimo. Más allá de la carrera en sí, el espectáculo ofrecido por Raúl fue mucho más allá. El sábado, en la Feria del Corredor del Kursaal, no dejó de sacarse fotos con cientos de corredores que recogían sus dorsales y que se encontraron de frente con el presentador.

Calentamiento en La Concha

El día anterior a la prueba, además, convocó a través de las redes sociales a todos los corredores que quisieran para correr junto a él y así calentar. A la llamada acudieron muchísimos, aunque se mojaron de lo lindo.

Tras la carrera, Raúl insistía en que «es una carrera que hay que disfrutar una vez al menos en la vida. El ambiente es único. Seguiré viniendo», decía.

«Estoy feliz. Hoy ha sido una carrera muy especial. Especial porque he corrido rodeado de gente que quiero y admiro mucho, gente que hace posible Maratón Man, especial por volver a correr con mi esposa, especial con tanto cariño de la gente», aseguraba tras la prueba en Twitter. «A por el chuletón», seguía en la red social en la que tantos seguidores tiene.

Muchos de esos chuletones va a necesitar Raúl para seguir levantando a gente, tal y como hizo nada más cruzar la meta. Lo hizo con unos cuantos ayer. Aunque no grabaran, seguro que de esta edición de la Behobia se volverá con muchísimas fotos. Y también con muchos recuerdos.

Fotos

Vídeos