Atletismo

El Memorial Beñat Elzo, una fiesta

Participantes en el Memorial Beñat Elzo corren sobre la Talaia Bidea./F. DE LA HERA
Participantes en el Memorial Beñat Elzo corren sobre la Talaia Bidea. / F. DE LA HERA

Cerca de 300 atletas participaron en la travesía y otros 750 pasearon por el bonito paraje de la Talaia Bidea

MJ. SILVANOHONDARRIBIA.

La participación de multitud de personas de distintas edades satisfizo al equipo que conforma la Fundación Sport-Mundi, ampliamente apoyado por la acogida a la cuarta edición del Memorial Beñat Elzo de Hondarribia. «El día ha contribuido en gran medida a que haya habido este sensacional ambiente. Estamos muy agradecidos y esperamos seguir contando con su respaldo en años venideros. En esta ocasión, el beneficio irá destinado a ADEMGI (Asociación de Esclerosis Múltiple de Gipuzkoa)», comenta Imanol Garmendia, impulsor del evento.

Cerca de un millar de personas intervinieron en el paseo saludable familiar. Unos 750 completaron la travesía (10.750 metros) por el bonito paraje de la Talaia Bidea y cerca de 300 participantes, incluidas 45 mujeres, recorrieron esta distancia corriendo.

En la categoría masculina, el montañero local Iker Oliveri -tres veces ganador de la Talaia Bidea organizada por el Club Deportivo Fortuna- volvió a demostrar sus buenas condiciones sobre un trazado que domina y conoce a la perfección. No guarda ningún secreto para él. Llegó en solitario a meta con un tiempo de 40:44, seguido de su paisano Joxe Amunarriz (41:51) y del donostiarra Mikel Albeniz (43:04).

De las 45 chicas que asumieron el reto de la competición, 39 lograron su propósito. La hondarribiarra Claudia Behobide demostró ser la más rápida y se impuso con neta claridad, marcando un crono de 48:20. Aventajó en 1:02 a la irunesa Marina González. Completó el podio femenino la andoaindarra Vanessa Peláez con 50:20.

Carrera familiar

Además de las pruebas principales, el IV Memorial Beñat Elzo tuvo su rincón para las familias y los niños, en una cita que reúne cada vez a más participantes. Cientos de chavales tomaron la salida en la prueba de un kilómetro y medio por las calles del puerto deportivo de Hondarribia, entre los aplausos de los familiares, que ayer acudieron en masa acompañados por el buen tiempo.

No estuvieron solos en esta tarea. El payaso Porrotx ambientó las diferentes carreras familiares y los niños participantes lo agradecieron. También aportó su granito de arena el piloto Ander Vilariño.

Entre otros ilustres participamntes, se pudo ver al exjugador de la Real Sociedad, Joseba Llorente, que tomó parte con su familia. Fue una fiesta para todos los que acudieron para gozar de una cita atlética agradable.

Fotos

Vídeos