Atletismo

Mejora las zancadas de Zuñiga y Azpiazu

María Lasa posa en el velódromo donostiarra./MIKEL FRAILE
María Lasa posa en el velódromo donostiarra. / MIKEL FRAILE

Con 17 años, la mediofondista de Irura María Lasa es ya una de las promesas del atletismo guipuzcoano

KAREL LÓPEZSAN SEBASTIÁN

. A base de zancadas más rápidas que las de Maite Zuñiga y Natalia Azpiazu, María Lasa lleva dos temporadas escribiendo en el libro de los grandes récords vascos su nombre. Lo está haciendo con paso firme y con la ilusión que le otorga su juventud. Porque Lasa (14/05/2000) es una atleta de solo 17 años con un talento natural para correr, una de esas promesas guipuzcoanas del nuevo siglo.

Polivalente e implicada, la mediofondista -a veces también vallista y en otras ocasiones fondista- de Irura ha mejorado en un año dos plusmarcas vascas de grandes nombres del atletismo: en enero de 2017, la juvenil de 800 m en pista cubierta de Maite Zuñiga(2:14.0, en 1981) con un tiempo de 2:13.39, y el pasado fin de semana, la júnior de 1.500 también bajo techo de Natalia Azpiazu. Palabras mayores. Los dos récords eran de comienzos de los años 80. «La verdad es que suena bien ponerme a la altura de una olímpica como Zuñiga. Ahora me falta dar un salto de calidad para acercarme a sus marcas como absoluta. Ella mejoró mucho temporada tras temporada», apunta Lasa, quien batió la marca que la 22 veces campeona de España tenía con 16 años.

«Me gusta correr cualquier distancia. Me lo paso bien corriendo crosses, 400 vallas (1:03.48 es su marca), 800 (2:10.22)... aunque, eso sí, hasta el pasado fin de semana no me gustaba demasiado el 1.500», explica. Y menos mal. En su primera aparición en pista esta campaña, María, hija del que fuera ciclista aficionado Mikel Lasa, corrió en la Copa de la Reina de Valencia con el Atlético (es filial de las donostiarras ya que su club es el Tolosa) en 4:33.36, mejorando en dos segundos a Azpiazu con su edad. «Ahora tengo ganas de correr algún 1.500 más este año. Creo que puedo seguir mejorando».

A por el 800

Pero antes, el domingo en el Velódromo de Anoeta, donde se disputa el Campeonato de Euskadi, la joven mediofondista tratará de rondar los dos minutos y diez segundos en 800. Para ello, contará con la ayuda de sus compañeras de entrenamiento en Donostia. Lorea Ayala hará de liebre y tanto Lasa como Amaia Segurola buscarán marca. «Entrenar en Anoeta me ha dado un plus. Nos entendemos muy bien y el grupo es de mucho nivel. Nos ayudamos», destaca la pupila de Carlos Ayala.

«Viene tres días a la semana. El resto se ejercita o en Tolosa o en Irura. Tiene unos pies impresionantes. Y una calidad natural que hay que explotar poco a poco. Es muy buena», señala el técnico, mundialista con México en maratón en los 90. Ahora, para Lasa entrenarse es un hobby y una forma de superarse, pero confiesa que cuando era pequeña era un poco «vaga». Nada de eso queda ahora. Ella siempre pide más, aunque Ayala, con cautela y consciente de que tan solo tiene 17 años, suele «recortar un poco sus sesiones respecto a las de sus compañeras. Ya habrá tiempo más adelante para exprimir sus cualidades».

De momento, Lasa es una de las mediofondistas guipuzcoanas, al igual que Miren Martín o Jone Zabaleta, que hacen miran al futuro con cierto optimismo. Ojalá sigan creciendo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos