Atletismo

La lluvia y el viento no frenan a los 4.000 corredores de la San Silvestre de Donostia

Participantes en la prueba./Sara Santos
Participantes en la prueba. / Sara Santos

El guipuzcoano Eneko Agirrezabal y la labortana Betty Urruty se llevan una de las ediciones más desagradables de los últimos años por la meteorología

Antxon Blanco
ANTXON BLANCOSan Sebastián

Una pertinaz lluvia y un fuerte viento no han frenado a los casi 4.000 corredores que han participado este domingo en la San Silvestre más popular de Gipuzkoa, la de San Sebastián. La mayoría de los atletas han llegado a la meta sin su dorsal, un adhesivo que voló en el transcurso de los 8 kilómetros de recorrido. El guipuzcoano Eneko Agirrezabal -su dorsal sí aguantó en su camiseta- y la labortana Betty Urruty se han llevado esta San Silvestre, una de las más desagradables de los últimos años por la meteorología.

Si en las carreras de la mañana, el sol había lucido y la temperatura rondaba los 15-18 grados, en las carreras de la tarde el termómetro ha bajado más de cinco grados y el cielo gris descargó potentes trombas de agua. En San Sebastián, el viento hizo más difícil el precioso tramo del paseo de La Concha donde Eolo soplaba de lo lindo. Buen nivel en categoría masculina con varias de las primeras espadas del asfalto guipuzcoano actualmente. Eneko Agirrezabal era uno de los favoritos y lo ha confirmado con su poderío en la parte final de la carrera donde ha descolgado a hombres importantes que aspiraban a esa txapela. El corredor de Segura lucía su reciente título vasco de cross en la distancia corta. Está en forma y ha obtenido una ventaja de trece segundos (su trono final ha sido de 23:15) sobre Ander Sagarzazu, otro de los gallitos del territorio en largas distancias. Hazaña de Pierre Urruty, el de Baiona se ha colado en el podio, horas después de disputar la carrera de Beasain, donde ha sido decimoprimero, solo superado por corredores de origen africano. Urruty suma ya cinco podios en esta prueba donostiarra, con un triunfo en 2015. Aitor Etxeberria e Imanol Cruz han completado hoy posiciones de honor en ese selecto grupo que ha peleado contra el asfalto, el agua y el viento.

En categoría femenina, la baoinesa Betty Urruty -mujer de Pierre- se ha impuesto con relativa facilidad. Su tiempo final ha sido de 28 minutos 5 segundos, más de medio minuto de ventaja respecto a la donostiarra Sara Alonso y casi un minuto sobre Lorea Ayala. La categoría femenina ha contado con un nivel de participación menor. Urruty es una de las corredoras habituales en el País Vasco francés y en la zona de Las Landas.

SAN SILVESTRE

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos