Atletismo

Jainaga bate el récord de España de jabalina

Odei Jainaga con su nuevo récord de España de jabalina. /K. López
Odei Jainaga con su nuevo récord de España de jabalina. / K. López

El atleta eibarrés lanza 80,64 metros, logrando además la mínima para el Europeo de Berlín

Karel López
KAREL LÓPEZ

Poco menos de 80 kilómetros separan Castellón de Valencia. Y este sábado era el día del número 80. Mientras el foco de atención estaba puesto en Valencia, donde se disputa este fin de semana el Campeonato de España de pista cubierta, bajo el sol de Castellón, Odei Jainaga decidió que era el día. El eibarrés lanzó la jabalina hasta 80,64 metros, mejorando en casi dos metros el récord de España que Gustavo Dacal tenía desde 2003 (78,88 metros) y logrando la mínima para el Campeonato de Europa de Berlín.

Cogió la jabalina en su cuarto intento de un control de marcas organizado por la Federación Española, pidió palmas y desde Castellón casi la mandó hasta Valencia. O hasta Berlín. Como quieran. Porque su marca, además de para batir la plusmarca estatal, le da el billete para su primer gran competición internacional.

Justo cuando Naroa Agirre, la única plusmarquista estatal guipuzcoana hasta este sábado, está a punto de dar a luz, el joven Jainaga se unió a esa lista. Se convirtió en el primer atleta en la historia en España que supera los 80 metros. Eso ya nadie se lo quitará. Y con el gran mordisco que le metió a la plusmarca estatal, también se lo pone difícil a los que vienen por detrás. El lanzador del CD Eibar, filial realista, ya hizo historia este sábado, aunque la mejor noticia es que tiene 20 años y un boli con forma de jabalina para seguir escribiéndola. Desde Cid y Cabrejas (otros tiempos), ningún hombre guipuzcoano se colaba en ese libro tan preciado de los récords.

«Es una barrera rota, pero ahora hay que ir a por más», destacaba Jainaga. «Después del tercer tiro, me he tenido que echar agua en la cara porque estaba un poco agobiado con el calor y con el sol. He pedido palmas y ahí ha llegado el lanzamiento», seguía, aún emocionado por lo logrado. «He tenido que hacer un esfuerzo enorme para no caerme y evitar hacer nulo».

En 2015, llegó por primera vez a los 50 metros. En 2016, a los 60. Y 2017 fue el año de su explosión. Llegó a lanzar regularmente más de 70 metros. Tras llegar a 77,90 la pasada semana, ahora ya sabe lo que es pasar de 80 metros, una distancia con la que, como él mismo decía la campaña anterior, justo cuando lanzó 77,66 metros en Soria, no se conformaba. ¿Un sueño? Ser olímpico. Tokio 2020 se acerca poco a poco.

El antidopaje, en Valencia

Tras batir el récord, Jainaga tuvo que ir en coche junto a Feijoó, su entrenador, a Valencia, donde, después de una larga espera, pasó el control antidoping, condición indispensable para homologar una plusmarca estatal.

«Yo que quería llegar pronto a casa...», decía con una enorme sonrisa en la cara. «De verdad, creo que puede lanzar más. Y para eso vamos a trabajar», comentaba su entrenador justo en el momento en el que, en el anillo de la pista cubierta de la capital del Turia, Óscar Husillos también mejoraba el récord de España en las semifinales de los 200 metros (20.68). este sábado, los médicos tuvieron mucho trabajo...

Donde no hubo récord -como era previsible- fue en los 3.000 metros, prueba en la que, con 8:19.87, se llevó una final lentísima en la que le bastó con correr rápido el último kilómetro. Fue el comienzo del espectáculo, porque, justo después de dar la vuelta de honor, corrió la semifinal de 1.500 metros, clasificándose cómodamente para la final de esta mañana.

Ruiz de Azua, primer oro

La de pértiga femenina fue probablemente la final más emocionante de la primera jornada del Campeonato de España de atletismo bajo techo. Y tuvo final feliz para las atletas guipuzcoanas.

Malen Ruiz de Azua repitió el oro del año pasado, esta vez con 4,31 metros, y Maialen Axpe volvió a subirse al tercer cajón del podio, con 4,16 metros. Del mismo color fue el metal del realista Istar Dapena, que saltó 5,22 metros en su última tentativa en un concurso que ganó Pau Tonnesen.

Llegaba la arrasatearra Ruiz de Azua con la mejor marca de la temporada (4,20) y lo cierto es que no se esperaba una final con mucho nivel, pero las pertiguistas se vinieron arriba y la saltadora del Super Amara BAT se tuvo que esforzar de lo lindo. Compartió oro con Mónica Clemente, que saltó lo mismo.

Se elevaron las dos atletas por encima de 4,21 a la segunda; en 4,26, Clemente acertó a la segunda y Ruiz de Azua, tras dos errores, colocó el listón en 4,31. Solo le quedaba un intento. ¡Lo superó! El oro parecía para ella, pero la catalana, batiendo el récord de España sub23, igualó a la guipuzcoana. «Los intentos en 4,36 han sido buenos, con una nueva pértiga. Al no superarlo, hemos decidido no hacer el desempate», comentaba. El oro era para las dos.

Al igual que el año pasado, el bronce se lo llevó Maialen Axpe (Atlético San Sebastián). Dapena, por su parte, sumó su primer metal en pista cubierta.

Olatz Arrieta fue sexta en la longitud con 5,98 y Alazne Furundarena acabó séptima el 60 con 7.63.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos