Una isla como premio

Si alguno de los jabalinistas que hoy participa en los Paavo Nurmi Games de Finlandia lanza más de 93,09 metros ganará uno de los más de 20.000 islotes con los que cuenta el archipiélago de Turku

El archipiélago de Turku, en Finlandia, cuenta con más de 20.000 islotes./
El archipiélago de Turku, en Finlandia, cuenta con más de 20.000 islotes.
Karel López
KAREL LÓPEZ

Los mejores lanzadores del mundo serían capaces de lanzar la jabalina de una isla a otra. No tendrían problemas para hacerlo en el archipiélago de Turku –está situado al suroeste de Finlandia–, donde hay más de 20.000 islotes. Lo que no está tan claro es que hoy, en los tradicionales Paavo Nurmi Games, alguno de los participantes logre superar los 93,09 metros que le servirían para ganar una isla.

Sí, el premio al que consiga un lanzamiento mejor que la actual plusmarca de Finlandia de la especialidad se llevará una isla del archipiélago de Turku como premio. ¡Casi nada!

Imagínenlo: los alemanes Johannes Vetter, Andreas Hofmann y Thomas Röhler –los tres jabalinistas que han superado este año los 90 metros– lanzando de isla en isla. Incluso el guipuzcoano Odei Jainaga, único atleta que ha superado los 80 metros en España, podría lograrlo.

Pero no será ese el objetivo de hoy en los Paavo Nurmi Games. El reto es mayor. Y el premio, aún más. En la competición que se desarrolla anualmente desde 1957 en Turku y que rinde homenaje al finlandés volador se medirán hoy por la tarde los germanos Vetter y Röhler, primero y tercero del ránking de la temporada. A la fiesta se unirá el local Tero Pitkämäki (91,53 metros), campeón del mundo en 2007. ¿Qué buscan? Los 93,09 metros que lanzó Aki Parviainen, campeón mundial en Sevilla 1999.

¿Quién era Paavo Nurmi?

El finlandes volador era un fondista nacido en Turku que llegó a batir 22 récords mundiales, consiguiendo además nueve oros olímpicos entre Amberes 1920, París 1924 y Ámsterdam 1928. Ganó además tres medallas de plata en los Juegos Olímpicos.

Tanto Röhler (93,90 metros) como Vetter (94,44 metros) han sido capaces de lanzar más. Lo lograron la pasada temporada. Y esperan, claro, conseguirlo también en Turku.

Aunque no será fácil. No es una marca sencilla. De hecho, solo el plusmarquista mundial Jan Zelezný (98,48 metros) y los dos atletas germanos que hoy se verán las caras han lanzado la jabalina más allá de los 93,09 metros que valen una isla. Es decir, solo tres atletas europeos lo han conseguido. El récord olímpico, para que se hagan una idea de la dificultad, es del noruego Andreas Thorkildsen con un lanzamiento de 90,57 metros. Dos metros y medio menos...

Lo que está claro es que la magnitud del premio ha llamado la atención de los dos atletas alemanes que aspiran a hacerse con el suculento y original premio. Lejos de los cheques o los coches que suelen verse como recurrente regalo a los vencedores o a los que consigan batir una determinada marca, la recompensa de los Paavo Nurmi Games va más allá. No todos los días se puede ganar una isla.

«¡Menuda locura!»

«Espero que la isla sea lo suficientemente grande como para colocar una sauna», destacó Röhler cuando se enteró de la idea de los organizadores de la reunión. Este alemán de 26 años que mide 1,91 metros y pesa 90 kilos es el actual campeón olímpico.

«¿Es cierto? ¿Una isla? ¡Menuda locura!», señaló Vetter, hombre de 1,88 metros de altura y poco más de 100 kilos. «La idea de competir allí me atrae incluso más ahora», siguió el segundo hombre que más lejos ha lanzado la jabalina y actual campeón mundial de la disciplina.

Los candidatos

Johannes Vetter:
Alemán de 25 años que mide 1,88 metros y pesa 103 kilos. Es el actual campeón del mundo de jabalina (Londres 2017) y el segundo hombre que más lejos ha lanzado el artefacto hasta ahora (94,44 metros), solo tras el plusmarquista mundial Jan Zelezný.
Thomas Röhler:
Alemán de 26 años que mide 1,91 metros y pesa cerca de 90 kilos. Es el actual campeón olímpico (Río 2016) de la especialidad y el tercer hombre que más lejos ha lanzado la jabalina (93,90 metros).

Vetter lanza la jabalina en la Diamond League de Eugene.
Vetter lanza la jabalina en la Diamond League de Eugene. / EFE

Röhler lanza la jabalina en la Diamond League de Eugene.
Röhler lanza la jabalina en la Diamond League de Eugene. / EFE

«Claro que me gustaría tener una isla», apuntó el local Pitkämäki, quien conoce el meeting a la perfección y sabe que la de Turku es una pista magnífica para llegar lejos por cómo suele soplar allí el viento.

Habrá que ver cuál es el desenlace, pero lo que está claro es que por la mente de los tres ronda la idea de poder 'veranear' y quién sabe si entrenar en esa isla que han decidido regalar los organizadores de los Paavo Nurmi Games.

Un país con mucha tradición

Finlandia es un país del que no dejan de salir grandes lanzadores de jabalina –sobre todo hombres–, una especialidad muy técnica dominada por atletas europeos. De hecho, en el top 10 histórico masculino hay nueve jabalinistas delViejoContinente, dos de ellos del estado nórdico. En el femenino, siete europeas.

En las 25 ediciones de los Juegos Olímpicos en las que los hombres han lanzado jabalina, en siete de ellas el campeón ha sido finlandés. En los 16 Campeonatos del Mundo, cuatro oros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos