Atletismo

Una generación que nunca se aburría de ganar

Invencibles. Las atletas del Atlético San Sebastián rememoran la segunda liga que ganaron hace 50 años. / JOSÉ MARÍ LÓPEZ
Invencibles. Las atletas del Atlético San Sebastián rememoran la segunda liga que ganaron hace 50 años. / JOSÉ MARÍ LÓPEZ

El equipo femenino del Atlético SS ganó las tres primeras ligas de atletismo, incluida la de hace cincuenta años

KAREL LÓPEZ

Juntas otra vez. «Se dice pronto, pero ha pasado medio siglo...». Las mujeres del Atlético San Sebastián ganaron las tres primeras ligas de atletismo disputadas en la década de los 60, la segunda de ellas en 1967, hace justo 50 años. Se hicieron con los títulos de 1966, 1967, 1968, 1970, 1971, 1972 y 1978, es decir, siete de las primeras trece ligas. Muchos años después, las protagonistas continúan juntándose e incluso hay quien sigue compitiendo. DV estuvo con ellas antes de una de sus habituales quedadas en las que, claro, recuerdan viejos tiempos.

«La de 1967, la segunda, fue en Zaragoza», cuentan mientras muestran un recorte de un periódico maño de aquel entonces en el que aparece una foto de ellas con la copa de campeonas. «Participé en prácticamente todas las ligas de los 60 y los 70. Hasta teniendo mi hijo un año fui a una a Madrid», cuenta Kontxi Laso, lanzadora que todavía sigue compitiendo como veterana.

«Un año participé embarazada. Lo consulté con el ginecólogo y no me puso problemas, por lo que ahí estaba yo, sumando un punto para el club», señala Mari Carmen Guembe. Forman un grupo de amigas. «Ya lo éramos cuando competíamos», señala la mediofondista Kontxi Urdanpilleta. «Si tenía que hacer tres pruebas, las hacía. Lanzaba jabalina. De hecho, lo hice hasta el año 2009 en liga», indica Maite Pasaban. «Ambas somos pasaitarras y yo le enseñé a lanzar a Maite. Recuerdo cómo nos decían las catalanas: 'Esto es un equipo serio'. Quizás era por el chándal, que era muy bonito: blanco y con los puños azules», añade Iciar Makazaga. Eso sí, alguna que otra recibió uno lleno de lejía...

Entrenar en La Concha

«Yo corrí pruebas de dos ligas. Trabajaba muchísimo y veía el atletismo como una forma de hacer ejercicio», cuenta Marina López. «De la que más recuerdos guardo es de la primera. También de los entrenamientos que hacíamos en La Concha y de las cuestas en el Palacio de Miramar», apunta Ana Victoria Miranda. «Participé en muchas. También en la de 1967. Me enteré en el autobús de que tenía que correr el 400. Solía hacer la longitud, prueba en la que tuve el récord de España», relata Cristina Alonso.

También tuvo récords estatales la velocista y saltadora Rosa María García, quien participó «en todas las ligas» y quien agradece estas quedadas para revivir anécdotas. Momentos incluso graciosos, como cuando recuerdan que «hubo una lanzadora que acabó corriendo el 1.500 porque días antes de la competición, bailando, la titular se lesionó». Un espíritu de equipo, de sumar de cualquier manera en busca de un objetivo común, que también se veía reflejado en las que eran capaces de hacer cualquier prueba. «Yo hacía lo que me mandaran. Era el comodín. A veces vallas, otras veces el relevo corto... Lo que tocara», cuenta Miren Mendia.

Las mujeres del Atlético San Sebastián, como buenas compañeras, no se olvidan de aquellas que no pudieron acudir a la quedada. «Faltan Mari Carmen Murugarren, Lourdes Abalde, Margarita Martínez, Gisela Struchtemier... y una amplia lista de compañeras». Fueron pioneras y qué menos que juntarse de vez en cuando para recordar los grandes momentos vividos. Y, claro, entre todos esos recuerdos están los títulos de campeonas de España por clubes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos