Atletismo

A la final... como auténticos trenes

Óscar Husillos, durante la semfinal de los 400 metros que ganó con récord de España/
Óscar Husillos, durante la semfinal de los 400 metros que ganó con récord de España

Óscar Husillos, con récord de España incluido en las semifinales (45.69) de 400, y tanto Álvaro de Arriba como Saúl Ordóñez en 800, pelearan este sábado por las medallas en el Mundial

KAREL LÓPEZBirmingham.

Problemas debido al temporal han provocado que varios atletas sufran de lo lindo para llegar a Birmingham. Lavillenie, por ejemplo, no sabe si podrá volar. También ha habido contratiempos con el servicio ferroviario. Y no es porque Óscar Husillos (400), Álvaro de Arriba (800) y Saúl Ordóñez (800) colapsaran las vías, aunque podría haber sido, porque los tres atletas españoles corrieron como auténticos trenes -no emularon a la ‘locomotora humana’ Zatopek, aunque poco les faltó- en las semifinales de sus respectivas pruebas y este sábado correran las finales.

Husillos corrió la semifinal más rápida de la historia de los Mundiales y ya de paso batió el récord de España. Su crono de 45.69, pasando el 200 en 21.30, le valió para meterse en una final en la que, ahora sí, se puede decir que aspira al oro (21.20 horas en Gipuzkoa). «Estoy destrozado. Pero ya me lo creo. Quiero descansar y disfrutar», decía en zona mixta, lugar al que llegó casi sin poder andar tras el gran esfuerzo. Batió la plusmarca estatal que él mismo tenía por 17 centésimas; una barbaridad.

Un par de horas antes, en 800, De Arriba y Ordóñez lograron para la selección española lo que nunca antes se había visto en esa distancia, que este sábado haya dos representantes en la final (20.35 horas). «Creo que el más fuerte es el polaco Adam Kszczot», decía De Arriba minutos después de completar una magnífica semifinal en la que a toque de campana era último y acabó ganando con 1:45.44 (1:45.25 es el récord de España; Reina en Viena 2002). «Llevo unos días resfriado y he salido con un poco de miedo». El que salió más valiente y también alcanzó el premio fue Ordóñez. En su debut con el combinado absoluto, fue tercero en su semi (1:47.11) y se metió por tiempos. «Me lo dicen hace tres meses y no me lo creo...», sentenciaba.

Mechaal, «listo para todo»

Por la mañana, Adel Mechaal demostró que también está para pelear, como dijo él mismo tras la semifinal de 3.000, «por todo. Estoy listo para cualquier tipo de carrera en la final. Si es lenta, tengo buen final. Si es rápida, creo que estoy para correr a ritmos altos».

Mechaal llegó un par de horas antes a la pista, sonriente como siempre, y ya se aventuraba a decir que habría que correr «muy rápido, sobre todo en las últimas vueltas». Así fue, aunque controló la situación en todo momento. «Me he sentido muy cómodo», destacaba después de ver cómo se metía en la final de mañana. El primer mil lo pasaron en 2:41, el segundo en 2:37 y el último, ya con los etíopes al mando, en 2:25. 7:43.83 fue el tiempo del actual campeón continental.

Mechaal peleará por las medallas, algo que este viernes no pudo hacer el alicantino Eusebio Cáceres, octavo (7,91 metros) en un emocionantísimo concurso de longitud dominado por el cubano Juan Miguel Echevarría (8,46; el mejor salto del año). Y en la gran final de la jornada, la femenina de 60 metros, el gato al agua se lo llevó Murielle Ahouré (6.97). Este sábado será el turno de Coleman.

Jainaga busca mejorar

Por otra parte, Odei Jainaga lanza este sábado en Montijo, donde se disputa el Campeonato de España de lanzamientos largos de invierno. El jabalinista eibarrés compite por primera vez tras batir el récord estatal absoluto (80,64 metros). En Montijo, Jainaga aspira a mejorar la plusmarca. También compite el martillista Servando Rivas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos