Estados Unidos saca músculo y velocidad

Tras años de reinado jamaicano al aire libre en pruebas de velocidad, las jóvenes flechas 'made in USA' aspiran a recuperar el trono

Coleman, en el centro de la imagen, es una de las grandes esperanzas./EFE
Coleman, en el centro de la imagen, es una de las grandes esperanzas. / EFE
Karel López
KAREL LÓPEZ

Quieren lo que fue suyo. Una nueva generación de velocistas 'made in USA' ha emergido. Atletas como Christian Coleman ya dejaron huella en 2017, comenzaron a marcar territorio, aunque ha sido bajo techo y durante los dos últimos meses, ya en 2018, cuando han explotado.

El inicio de año ha dejado dos récords mundiales de velocistas estadounidenses. El propio Coleman lo ha conseguido en 60 metros (6.34), logrando además las tres mejores marcas de la historia, y Michael Norman, el 'heredero' natural de su tocayo Johnson, corrió el fin de semana los 400 en 44.52, rebajando en cinco centésimas la plusmarca de Kerron Clement (44.57 desde 2005).

Las dos jóvenes perlas norteamericanas han vuelto a poner en el escaparate mundial a Estados Unidos, país que vuelve a sacar músculo tras años de dominio jamaicano que, ahora, parece no tener continuidad, al menos a corto plazo. Tras Usain Bolt, Asafa Powell, Yohan Blake y compañía no se ve un relevo generacional.

Aunque en el último Mundial al aire libre fue Justin Gatlin quien ganó la medalla de oro en los 100 metros protagonizando una de las grandes sorpresas del campeonato, la veteranía del polémico atleta norteamericano obligaba a pensar que él no sería el hombre a seguir en el futuro. Todos hablaban del joven y pequeño Coleman, quien ocupó la segunda plaza justo por delante de Usain Bolt. Meses antes de aquella competición, el ahora plusmarquista mundial de 60 metros en pista cubierta corrió en 9.82 los 100 metros.

Coleman, durante el Mundial de Londres 2017.
Coleman, durante el Mundial de Londres 2017.

Tras la exhibición bajo techo, título mundial incluido en Birmingham, se ha confirmado como el velocista de presente y futuro. Ha dejado pequeña la figura de Maurice Greene (6.39), el recordman de 60 hasta este año, batiéndole hasta en tres ocasiones, una de ellas en una gran cita como fue la de Birmingham.

Ha demostrado que no solo corre en pequeñas pruebas, también lo hace en grandes campeonatos. Ahora solo le queda dominar la temporada estival, porque es en los 100 metros donde tiene que demostrar su potencial. Es la distancia en la que se verá si es uno de los grandes nombres del atletismo.

Norman, una sorpresa

La aparición de Norman, en cambio, ha sido aún más explosiva. Este jovencísimo velocista -tiene solo 20 años- ya ganó en 2016 el Campeonato del Mundo júnior, aunque lo hizo en los 200 metros. Un año y medio después, la pista cubierta le ha permitido batir su primer récord mundial -quién sabe si el primero de muchos-. Solo había corrido esta complicada distancia dos veces. La del fin de semana fue la tercera...

Aún está lejos de una leyenda como Michael Johnson, pero en Estados Unidos ya han visto su potencial. Junto a Fred Kerley (43.70 al aire libre), quien ya ha asegurado que quiere convertirse en el primer hombre de la historia en bajar de 43 segundos, es la gran esperanza en la vuelta al anillo.

Norman, estudiante de periodismo, tiene más que demostrar incluso que Coleman. 43.03 es el tope mundial, logrado por el sudafricano Wayde Van Niekerk -ahora lesionado- en Río 2016. Le quitó la plusmarca a Johnson, precisamente, quien la tenía desde 1999. De momento, Norman ya ha corrido más que su compatriota en indoor.

MICHAEL NORMAN (400)
44.52 es su tiempo.
completó las dos vueltas al anillo en pista cubierta cinco centésimas por debajo de la anterior plusmarca mundial de su compatriota Kerron Clement.
Reto.
No tendrá fácil batir el récord mundial del sudafricano Wayde Van Niekerk al aire libre (43.03).
CHRISTIAN COLEMAN (60)
6.34 es su tiempo.
Tendrá que confirmar que es el más rápido al aire libre, pero de momento es la gran esperanza del atletismo mundial para tomar el testigo de Usain Bolt.
Los tres mejores cronos.
En menos de dos meses, el joven estadounidense de 22 años ha logrado los tres mejores cronos de la historia en 60.

Su territorio

La pista cubierta es su territorio. En invierno, los velocistas estadounidenses han sido los grandes dominadores. Los cuatro mejores cronos masculinos de 400 metros de la historia son suyos. Y en 60, ¡los diez mejores registros de todos los tiempos!

Al aire libre, el ranking histórico cuenta con un claro dominador. Jamaica, gracias a la supremacía mostrada durante los últimos tiempos, es la que acapara los focos. Los velocistas caribeños no acostumbran a competir bajo techo -tampoco existen en el país infraestructuras- y esa es la principal razón que ha llevado a los yanquis a no tener rival.

En estos momentos, los hombres jamaicanos cuentan con los récords mundiales de 100 (Bolt), 200 (Bolt) y 4x100. Estados Unidos solo tiene el de 4x400 y, claro, los de Coleman y Norman en pista cubierta. Y un dato que duele en el país norteamericano es que las últimas cuatro plusmarcas de 100 han sido de atletas jamaicanos. Greene, en 1999 (9.79), fue el último yanqui.

En 200, de las diez mejores marcas logradas a lo largo de la historia las han firmado velocistas jamaicanos, incluidas las dos primeras, por dos de los estadounidenses. En 400, sin reinado caribeño y con Sudáfrica al mando, son siete los cronos 'made in USA' entre los diez primeros.

Grandes dominadores

No hay duda de que Estados Unidos ha sido históricamente la gran dominadora en pruebas de velocidad. Los hombres se han colgado 16 medallas de oro olímpicas en 100 metros, 17 en 200 y 19 en 400. Casi nada... En el hectómetro, por ejemplo, los más inmediatos perseguidores son Jamaica y Gran Bretaña, con tres títulos en ambos casos. A años luz.

Aunque eso sí, los últimos títulos masculinos en pruebas individuales de velocidad se remontan a los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, cuando el podio de los 400 metros estuvo copado por atletas 'made in USA'. LaShawn Merrit se llevó el gato al agua en aquella ocasión.

Estados Unidos no cuenta con el récord mundial de los 100 metros desde 1999

Para ver algún triunfo norteamericano en 100 o 200 metros, hay que remontarse a 2004, año en el que Gatlin se llevó el premio en los 100 metros y Shawn Crawford en la doble distancia. Lejos quedan esos Juegos, aunque los jóvenes velocistas de Estados Unidos vienen pisando fuerte. Tokio 2020 les espera. De momento, han hecho buen trabajo bajo techo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos