Atletismo

Espectáculo de los juniors en Mintxeta y victoria del etíope Selemon Barega

El atleta etíope Selemon Barega, a punto de coronarse vencedor del Memorial Muguerza este domingo en Elgoibar. /MIKEL ASKASIBAR
El atleta etíope Selemon Barega, a punto de coronarse vencedor del Memorial Muguerza este domingo en Elgoibar. / MIKEL ASKASIBAR

La bahreiní Ruth Jebet domina la carrera femenina

Antxon Blanco
ANTXON BLANCOSan Sebastián

La edad no importa cuando se trata de corredores africanos. Mintxeta lo ha ratificado este domingo. Dos corredores juniors, de 17 años, han ofrecido uno de los mejores espectáculos de los últimos años en el Memorial Muguerza de Elgoibar. Brillante colofón para este 75 aniversario de la prueba guipuzcoana, disputada con frío y lluvia en algunos momentos. Victoria del etíope Selemon Barega al sprint ante otro de los diamantes futuros del fondo mundial, el ugandés Jacob Kiplimo, también 17 años, ambos con un palmarés sobresaliente.

La carrera ha terminado como ha comenzado. Con el protagonista del espigado junior etíope Selemon Barega. Nada más darse el pistoletazo de salida, Barega ofrecía un sprint descomunal, se colocaba líder del pelotón, ante el Ohhhh de admiración de las gradas. No era un globero, ni mucho menos. El etíope quería seleccionar a sus compañeros de viaje, en un circuito complicado por el barro y por la lluvia que descargaba. Tres favoritos no quisieron que Barega se marchara tan rápidamemente. Fueron a por él. Menos mal. De lo contrario nos hubiésemos quedado sin carrera. La cabeza de carrera era un cuarteto de lujo. Los dos juniors, Barega y Kiplimo, el ugandés Toroitich, vencedor en 2014, y el etíope Abadi Hadis. Doble pareja de etíopes y ugandeses. Kenia se quedó off muy pronto. Conseslus Kipruto, ganador aquí en 2013, prefirió ver los toros desde la barrera y se ha quedado en un segundo grupo junto a loes españoles Fifa, Guerra y Abadía.

La prueba ha tenido un nivel excelente. Ha lanzado a estos dos juniors al escaparate mundial y el público ha disfrutado con el sprint de los chavales. Selemon Barega confiaba en su sprint, como él siempre ha manifestado en sus actuaciones. Lo hizo en el Mundial junior de pista en 2016, con 16 años, que ganó (5.000 m) o en el Mundial absoluto el pasado verano (quinto con los mayores a pesar de ser aún juvenil). Su marca es extraordinaria para su edad (12:55).

En el kilómetro ocho el cuarteto se había quedado roto. Los dos juniors por delante y Toroitich y Hadis disputándose el tercer puesto. La txapela iba a ser para el más rápido. Así fue. No era un sprint fácil. La pista sintética de Mintxeta ha decidido el vencedor de un cross pleno de barro. Así es esta especialidad. El etíope conocía muy bien al ugandés. Ya en el cross de Venta de Baños, en diciembre, el sprint fue idéntico con igual resultado: Barega-Kiplimo. Desde luego ha sido un acierto de los organizadores fichar a estos dos atletas. Las edad aquí importa muy poco. Precioso desenlace con un Barega que va a dar muchas alegrías en las grandes competiciones a su país.

El podio lo ha completado el ugandés Toroitich. En posiciones de honor Hadis (ETI), Kipruto (KEN)... y después los españoles Fifa (sexto), Abadía, Arce y Guerra, en una carrera sobresaliente de los internacionales por España.

Etiopía suma así su decimoprimer triunfo en el Muguerza. Desde 2009 no se llevaba la txapela, con Ayele Abshero, y reivindica su poder que comenzó en 1967 con el admirado Mamo Wolde. Kenia sigue siendo inalcanzable con sus dieciséis victorias en el palmarés desde los Paul Kipkoech y John Ngugi en 1987 y 1988, este último presente hoy en la tribuna de honor.

Poderío de Ruth Jebet

Si la joven Ruth Jebet hubiese mantenido su nacionalidad de nacimiento, Kenia, el palmarés del Memorial Muguerza tendría ahora mismo un desempate en el trono de países vencedores puesto que Kenia y Etiopía están igualadas a once txapelas. Pero Jebet, 21 años, campeona olímpica y plusmarquista mundial de 3.000 obstáculos, decidió hace unos años ‘fichar’ por Bahrein y de ahí que la vencedora en esta gris mañana dé a este país el segundo triunfo tras el alcanzado aquí hace tres años por Mimi Belete, otro fichaje esta vez con procedencia etíope.

La carrera absoluta femenina ha tenido el control africano presumible y quizás también se ha confirmado el favoritismo de Jebet, segunda el año pasado en Mintxeta. Tras unos kilómetros de tanteo, las corredoras kenianas, etíopes y la bahreiní, junto a la etíope-donostiarra Trihas Gebre, siempre muy valiente, han metido marcha a una carrera lanzada a ritmo lento. Pero ya en el kilómetro tres (parcial de 3:19) ha servido para realizar la selección definitiva cara al podio. Existía la duda de Gebre si podría con el dominio de alguna de las favoritas y si la última incorporación, la keniana Agnes Tirop, podría sorprender a la poderosa Jebet.

El barro en el circuito ha puesto las cosas difíciles a las africanas, con numerosos desequilibrios. Jebet controlaba bien las subidas y las bajadas, y precisamente en una de ellas, antes del quinto kilómetro, su cambio de ritmo ha sorprendido a sus rivales. Unos metros que parecían oro y que sin embargo solo la calidad de Tirop ha puesto emoción a la prueba. Un nuevo hachazo de la número uno de los obstáculos, sin respuesta de Tirop, ha sentenciado el triunfo. Magnífico último kilómetro de Jebet que ha alcanzado la meta con once segundos de diferencia sobre Tirop.

Tras Ruth Jebet y Agnes Tirop, podio para Lilian Rengeruk (Kenia), cuarta la etíope Gebeyanesh Ayele, que ha superado en el sprint final a Trihas Gebre, muy aplaudida por los aficionado que abarrotaban las tribunas.

Francia y Bélgica, primeros triunfos en juniors

El corto palmarés junior femenino, ahora denominado sub20, que comenzó en 1994, ha inscrito en la mañana de hoy a un nuevo país. La francesa Claire Carrere, de 17 años, ha dominado con claridad una prueba que ha tenido protagonismo internacional puesto que las posiciones de honor las han completado dos corredoras belgas, Katinka Bassleer y Nanouk Stevens. Un excelente podio Trofeo Mamo Wolde que año a año aumenta su nivel.

En la categoría masculina, el palmarés del Trofeo Mamo Wolde también sigue aumentando el número de naciones con máximo galardón. Esta mañana ha sido Bélgica. Un rubio espigado con excelente planta, Tim Van de Velde, a punto de cumplir 18 años, se ha paseado ante sus rivales. En los minutos finales se ha permitido el lujo de saludar a los aficionados chocando sus palmas. Veinte segundos de diferencia entre el belga y el italiano Pietro Arese, segundo clasificado, por delante del catalán Aaron Las Heras.

En las dos pruebas juveniles los atletas de Castilla León se han llevado las dos txapelas. La vallisoletana Ángela Viciosa, hija del que fuera extraordinario fondista Isaac Viciosa, ha ganado con suma facilidad. En el apartado masculino, el soriano Sergio Martínez se ha impuesto a su compañero de club Hugo de Miguel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos