Atletismo

Coleman, estrella del Mundial que arranca mañana

Coleman, estrella del Mundial que arranca mañana

Birmingham acoge un campeonato en el que el velocista estadounidense, además de buscar el oro en 60, tiene el reto de batir el récord mundial

KAREL LÓPEZSAN SEBASTIÁN.

Birmingham, la segunda ciudad más grande de Inglaterra, y donde juega un clásico del fútbol británico ahora hundido como el Aston Villa, es el lugar que desde mañana y hasta el domingo acoge el Campeonato del Mundo bajo techo de atletismo.

Un Mundial en el que, sin duda, la gran estrella será el joven estadounidense Christian Coleman, quien llega a la cita tras haber batido en dos ocasiones el récord mundial de 60 metros (6.34) y con la esperanza para los aficionados atléticos de que acabe convirtiéndose en el 'nuevo Bolt'. No lo tendrá fácil, pero un Campeonato del Mundo, aunque sea en pista cubierta, es un gran escaparate (aquí se podrá ver a través de Teledeporte), y eso, más allá de eventos nacionales, lo debería aprovechar el veloz atleta. La final de 60 se disputará el sábado a las 22.09 horas de Gipuzkoa y el principal rival del velocista será su compatriota Ronnie Baker (6.40).

Pero no será el único gran nombre de este campeonato al que la selección española, con Ruth Beitia en el recuerdo aunque ya sin ella, acude con 17 atletas y con la opción de metal de Adel Mechaal (3.000 metros) -y quién sabe si Óscar Husillos (400), Álvaro de Arriba (800) o el relevo 4x400-.

Además de Coleman, son otras tres las opciones de ver un récord mundial en Birmingham las que existen, aunque en este mundo nunca se sabe. La saltadora de altura rusa Maria Lasitskene, que llega tras superar el listón esta temporada 2,04 metros y haber intentado batir en varias ocasiones el 2,08 de la sueca Bergqvist, será la primera en entrar en escena.

Lo hará mañana mismo en la prueba inaugural (19.45 horas en Gipuzkoa), que se disputa paralelamente al concurso masculino en el que el claro favorito es Mutaz Essa Barshim.

Otra plusmarca que podría caer es la de otra sueca, en este caso vallista. El récord mundial de 60 metros vallas de Kallur (7.68 en 2008) peligra. Dos atletas norteamericanas -tope fijado por la IAAF por país y prueba- son las pretendientas. Estados Unidos no ha confirmado aún qué vallistas estarán en los tacos, pero Sharika Nelvis (7.70 este año), Kendra Harrison (7.72) o Christina Manning (7.73) seguro que pelean por mejorar a la atleta sueca.

Además, en 400, el velocista de Granada Bralon Taplin aspira a borrar de las listas otro de los históricos récords: el de Kerront Clement (44.57). En 44.88 ha corrido esta campaña.

Los ojos puestos en Muir

La escocesa Laura Muir hará las delicias del público británico. Poco se le puede exigir cuando compite frente a atletas africanas, pero garra y apoyo de un impresionante pabellón que seguro que se llena -se ha colgado el cartel de 'no hay billetes- no le faltarán.

Tratará de competir de tú a tú frente a la etíope Genzebe Dibaba, quien buscará el complicado doblete 1.500-3.000. La plusmarquista mundial de las dos distancias no está como en 2014, pero si ha decidido apostar por buscar las dos medallas de oro es porque sabe que lo puede lograr.

Otros nombres como el del sudafricano Luvo Manyonga (campeón mundial de longitud al aire libre e invicto desde Río 2016), el de los pertiguistas Piotr Lisek y Renaud Lavillenie o el de la saltadora Ivana Spanovic también buscan quitarle protagonismo a Coleman, el hombre que tiene en sus manos que se hable o no de este Campeonato del Mundo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos