Y SI BOLT DICE QUE NO SE VA

Antxon Blanco
ANTXON BLANCOSan Sebastián

Bolt nos ha ido preparando para recibir su jubilación como atleta desde la cita olímpica el pasado año en Río. El Good bye debería llegar hoy -antes del relevo el próximo sábado-. Sin embargo ya se han alzado voces que señalan que existen demasiadas presiones empresariales (Puma), gubernamentales (Jamaica), del mundo atlético (IAAF y patrocinadores) y hasta del propio atleta (no olvida que gana 27 millones de euros al año)... para que Usain Bolt siga siendo la estrella de este deporte hasta el próximo Mundial 2019 y hacer un guiño a los Juegos de Tokio un año después. No sé...

Yo pienso que Bolt ha perdido parte de ese colmillo afilado que le llevaba a ganar oros y más oros. Los récords del mundo son ya inalcanzables y esto le resta motivación. Es una bestia como competidor pero lo es menos para entrenar. Paulatinamente ha bajado su intensidad e incluso este año renuncia a los 200 metros, su distancia preferida pero se le hace demasiado larga en esta su época de prejubilación.

Vamos a disfrutar esta noche (22.45) de la final de 100 m y de su relámpago. Luego ya se verá. Eso sí, el atletismo va a perder un referente inmenso que lo era incluso para los no amantes del atletismo. Bolt es mucho Bolt. Como lo fueron Carl Lewis, Moses, Coe, Bubka, Michael Johnson... y pocos más.

Aunque Bolt haya eclipsado a una generación de atletas, pienso que el atletismo ha ganado muchísimo con su presencia. Bolt se va, gracias por todo. ¿O no se va?

Fotos

Vídeos