Atletismo

Birmingham destapa a la nueva generación

Ordóñez, Peleteiro y Husillos, a su llegada ayer al aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid./EFE
Ordóñez, Peleteiro y Husillos, a su llegada ayer al aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid. / EFE

Las medallas de Ordóñez y Peleteiro en el Mundial, y la exhibición de Husillos anticipan el renacer del atletismo en España

KAREL LÓPEZBIRMINGHAM.

Han sido años duros para el atletismo en España. Los resultados en competiciones internacionales no llegaban, pero en el Mundial en pista cubierta de Birmingham, disputado este fin de semana, el balance de la selección española ha sido más que bueno, con jóvenes que pisan fuerte. Se han logrado dos bronces (Ana Peleteiro en triple y Saúl Ordóñez en 800, los dos menores de 25 años), las mismas medallas que en las tres últimas ediciones juntas, cinco finalistas más, y la eclosión de Óscar Husillos, que regresa sin medalla tras haber sido descalificado por pisar la línea en una final de 400 metros en la que llegó primero a meta con un tiempo de 44.92, récord de Europa, sexta mejor marca mundial de la historia y la mejor de un velocista blanco.

«Lo que hizo fue grandioso», apunta el donostiarra Ramón Cid, director técnico de la Real Federación Española de Atletismo, justo antes de emprender el viaje de vuelta desde Birmingham. El seleccionador, a pesar del «final amargo», sitúa la actuación del palentino entre las «grandes gestas del atletismo español». Con esta afirmación coincide Raúl Chapado. El presidente de la RFEA va más allá y califica a Husillos como «un diamante con un potencial enorme. Lo comparo con el momento de la eclosión de Yago Lamela en 1999; un tesoro que explota y lo hace en un Campeonato del Mundo».

Luis Ángel Caballero, entrenador de Husillos, se atreve a decir sobre su pupilo que «nunca había visto un atleta con tanto talento como él. Tengo 71 años y llevo toda la vida en este mundillo. Cuando vi el crono me eché a llorar de emoción. Habíamos hablado sobre la posibilidad de correr en 45.50 o 45.40. La marca en verano puede ser tremenda».

El selecionador, el donostiarra Ramón Cid, ya advirtió hace unos años que venían atletas muy fuertes

Husillos: «Sé de qué soy capaz y estoy motivado para pelear por el oro en el Europeo de Berlín»

El propio atleta, que salió «con mentalidad ganadora» pero que se sintió «roto», considera la descalificación «clara». Pero su actuación le hace ser optimista de cara al futuro. «Ahora sé en cuánto puedo correr y esto es una motivación más para llegar al Europeo de Berlín en agosto con la cabeza pensando en subir a lo más alto del podio. Vivo un momento en el que estoy tocado por una varita mágica», señala.

Tokio 2020 y París 2024

Cid recuerda que «hace cuatro o cinco años se decía que el atletismo estaba muerto en España, y yo pedía paciencia. Insistía en que había una generación que venía muy fuerte. Los grandes de hoy eran suplentes en aquellos campeonatos internacionales o no pasaban la primera ronda. Esta es la generación de Tokio y tal vez París 2024», anticipa. «Estoy satisfecho con cómo han competido. Para el Europeo de Berlín soy optimista; esa es nuestra vara de medir y no un Mundial, pero los resultados han sido buenos», expone el seleccionador, quien recuerda que el propio Husillos, fue suplente hace solo dos años del 4x100 en el Europeo de Ámsterdam. «Ahora disfruto porque he vivido su proceso de mejora, el de este grupo, en circunstancias complicadas. Soy optimista y estoy ilusionado», insiste.

Chapado define por su parte al grupo actual como «descarado. No tienen miedo. Han rendido a un gran nivel y tengo confianza en esta generación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos