Arrospide y Arroyo, a por el trofeo Diego García

M.J. SILVANO SAN SEBASTIÁN.

7.675 son los corredores que aporta este año Gipuzkoa a la Behobia-San Sebastián, una cifra que se ha reducido con respecto al año anterior, en el que se apuntaron 8.214 guipuzcoanos. Aunque las condiciones meteorológicas no son nada halagüeñas -se espera lluvia y viento-, el público saldrá en masa como lo hace en cada edición soportando cualquier inclemencia.

Por el Trofeo María Luisa Irizar que premia a la primera corredora guipuzcoana pujarán Maitane Guerrero, que ya consiguió uno en 2015 -«es todo un orgullo»- y su hermana Hoki, que se estrena en esta prueba.

Dos ingenieros industriales, el atleta de Villabona afincado en Shellfield (Reino Unido) Iraitz Arrospide, 13º en 2016, y el tolosarra Unai Arroyo, 15º, son las principales bazas para el Trofeo Diego García al mejor atleta guipuzcoano en la línea de meta.

Además, entre los vips que correrán la Behobia estarán el exfutbolista tolosarra Xabi Alonso y su amigo Álvaro Arbeloa, aunque se espera más de una cara conocida entre los miles de corredores de la prueba.

La organización ha querido tener un detalle con los corredores más fieles de la carrera. Así, este año ha regalado la inscripción a 94 atletas que llevan más de 25 Behobias a sus espaldas. Además, según explicaron en la rueda de presentación de ayer, un corredor que tomará la salida este año cumplirá su Behobia-San Sebastián número 38. Ahí es nada.

Fotos

Vídeos