Atletismo

5.240 mujeres participaron en una Lilatón de récord

Participantes en la Lilatón 2018. /PEDRO MARTÍNEZ
Participantes en la Lilatón 2018. / PEDRO MARTÍNEZ

La txapela se la enfundó la donostiarra Lorea Ayala

M.J.SILVANO

La Lilatón ha resultado, un año más, la fiesta atlética por antonomasia de la mujer que busca reivindicar su espacio en todos los ámbitos de la vida, incluido el deporte. La implicación de la sociedad en la prueba es tal que, en esta 29ª edición, se batió el récord de inscripción, con 6.050 mujeres. De ellas, 5.240 tomaron la salida, 439 más que en 2017, y finalizaron la carrera 5.218.

La intensa lluvia caída en los prolegómenos no impidió que el abultado pelotón de féminas se animara. Parte de culpa tuvo la clase de Aero-Zumba dirigida por la monitora Heliane Costa, que hizo disfrutar a las corredoras en el Boulevard donostiarra. Aunque no es menos cierto que el público que abarrotó las principales calles del circuito agradeció que parara de llover durante el desarrollo de la prueba.

La donostiarra Lorea Ayala (Atlético SS), tercera el año pasado, fue la más rápida y, por tanto, la que se enfundó la Txapela-Lilatón. Consumió los cinco kilómetros del recorrido en 18:07. «Este triunfo se lo dedico a todas las mujeres que tienen desigualdades en su día a día», comentó.Ayala, junto a su compañera de equipo Marina González y la fondista del Txindoki Izaro Rubio (ganadora el año pasado), asumió el mando de la carrera desde el principio. El triunfo no se dilucidó hasta los últimos metros, cuando la ochocentista desplegó su zancada para cruzar en primera posición la meta. «Hemos ido juntas toda la carrera y a falta de unos 800 metros he pegado un tirón que me ha dado la distancia necesaria para poder ganar», resumía la atleta.

En segunda posición entró la irundarra Marina González, que el año pasado había sido cuarta. Contó tras la carrera que «ha sido muy disputada. Lo que más me gusta de esta prueba es que en todo momento tenemos la referencia de cómo vamos porque todas somos chicas, algo que no pasa en las pruebas mixtas. Pero lo más importante es que todas somos campeonas y yo, desde luego, animo a las chicas a participar en la Lilatón».

El último cajón del podio fue para Izaro Rubio, que hace cuatro años tuvo el honor de ganar en las bodas de plata de la carrera y que también saboreó las mieles del triunfo en la pasada edición con un buen crono de 17:53. «He tenido unas contrincantes muy duras. Tengo 43 años y es lógico que chicas más jóvenes me ganen», señalaba al término de la carrera. Añadió que «como tributo a la ama, he corrido con la camiseta de la Ikastola Jakintza de Ordizia, que ha cumplido 50 años de existencia. Mi madre fue la fundadora».

Historias de superación

La Lilatón es mucho más que una prueba deportiva. En este 2018, la organización concedió el distintivo de invitada de honor a la pamplonesa de 33 años Izaskun Osés, que fue medalla de bronce en los 1.500 metros de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. La deportista se mostró «muy orgullosa de que me hayan invitado para dar la salida porque esta carrera es muy especial por su significado». También comentó que «acabo de ser madre hace dos meses, pero poco a poco me tengo que poner a preparar el Campeonato de Europa y los próximos Juegos Olímpicos, que serán en Tokio».

Lorea Ayala, Marina González e Izaro Rubio recibieron sus aplausos al copar las tres primeras posiciones de la Lilatón, pero no fueron menos Ana Asensio y Ruth Álvarez, que protagonizaron una de las muchas historias de superación presentes en la prueba. Las dos compitieron en la modalidad de handbike.

Ane es de Oiartzun, tiene 16 años, y su parálisis cerebral no ha sido ningún impedimento para sumarse a la fiesta. «Me ha traído el aita y me ha acompañado Gema Loinaz, que es amiga de mis padres. Estoy muy contenta porque la experiencia me ha gustado mucho».

También disfrutó a tope la donostiarra de 45 años Ruth Álvarez. «Desde el deporte adaptado se trabaja mucho para que personas como yo podamos tener actividad física. De la carrera solo puedo decir que el ambiente ha sido espectacular, no han parado de animarme. Debutaba en esta prueba y, después de lo que he vivido, me he quedado enganchada por completo».

Campeona embarazada

Otra historia curiosa la protagonizó la hernaniarra Maitane Guerrero, vencedora en 2016, que no faltó a la cita a pesar de estar embarazada de cuatro meses y medio. «Este año mi participación ha sido distinta. Esperamos un niño y he venido a disfrutar con mi hermana y con mi ama».

Y participando de otra manera estuvo la donostiarra de 69 años Nekane Benavente. «Estoy en la organización desde los inicios de la Lilatón. Mi función es evitar problemas a las corredoras. Pienso que la Lilatón sigue siendo necesaria porque nuestros derechos continúan sin ser reconocidos», recordaba.

«Todo ha salido fenomenal y sin ninguna incidencia»

El Atlético San Sebastián, club encargado de organizar la Lilatón desde hace cuatro años, demostró una vez más su gran capacidad logística para sacar adelante una prueba de esta envergadura. «La lluvia no ha alterado nada la planificación de la carrera. Todo lo hemos vivido con mucha tranquilidad. Además, ha dejado de llover antes de darse la salida. Estamos encantados de que cada vez haya más mujeres y pensamos que la Lilatón está bien asentada. Sus fundadoras nos dejaron una buena base. Tenemos la responsabilidad de seguir manteniendo la calidad que siempre ha caracterizado a esta prueba».

Clasificación absoluta

Lorea Ayala Donostia 18:07
Marina González Irún 18:19
Izaro Rubio Ordizia 18:24
Lourdes Colomo Zizurkil 19:19
Oihana Ezponda Hernani 19:44
Ana Cruz Pasaia 19:50
Ainhoa Lekuona Tolosa 19:50
Ane Elzaurdia Bera 19:51
Susana Martín Orio 19:58
10ª
Karen Ortiz De Guinea Donostia 20:03

Junior

1.
Ane Elzaurdia (Bera) 19:51 2.
2.
Maialen Pérez (Donostia) 20:24
3.
Irati Mendia (Donostia) 20:35

Más de 60 años

1.
Lourdes Mariezkurrena (Pasaia) 22:03
2.
Loli Elkano (Usurbil) 23:48 3
3.
Txaro Zubizarreta (Zarautz) 24:55

Grupo más numeroso

Ikastola Haztegi
192 apuntadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos