Diario Vasco

atletismo

Los lanzadores piden soluciones

Miniestadio. Los atletas que practican lanzamientos largos en Donostia llevan toda la temporada sin poder entrenar.
Miniestadio. Los atletas que practican lanzamientos largos en Donostia llevan toda la temporada sin poder entrenar. / SARA SANTOS
  • A menos de dos semanas para el comienzo de la liga de clubes de División de Honor, la jaula sigue bajada y no han podido entrenar

Los lanzadores que entrenan en Donostia se sienten enjaulados, aunque lo cierto es que este sentimiento solo podrían tenerlo si tuvieran una jaula donde lanzar. El problema no es que no cuenten con ella, sino que, a dos semanas de que arranque la temporada atlética con una jornada de la liga de clubes de División de Honor -la máxima categoría a nivel estatal- precisamente en el Miniestadio de Anoeta, los atletas que practican disco y jabalina no han podido entrenar porque nadie ha subido la jaula. ¿La razón? «El Patronato de Deportes todavía no lo ha hecho», dicen los atletas.

Ellos -usuarios de Donostia Kirola-, los clubes y la Federación Atlética Guipuzcoana -que últimamente ha tenido otros problemas añadidos con Donostia Kirola-, llevan tiempo tratando de «encontrar una solución, pero lo cierto es que va a llegar la liga y no hemos podido entrenar. Hay entrenadores que incluso se han planteado dejarlo porque los chavales así no pueden seguir. Y una de las cosas que más nos ha molestado es que nos hayan invitado a marcharnos a Hernani, cuando tenemos la Kirol Txartela de Donostia, no la de allí, y no deben saber en qué condiciones está la jaula de lanzamientos de esa pista», destaca Aitor Olaizola, veterano lanzador de disco y peso donostiarra.

«También nos duele que nos digan que para poder subir la jaula uno de los factores a tener en cuenta debería ser si somos atletas de alto rendimiento o no». Leire Landa, gerente de Donostia Kirola, por su parte, destaca que «los lanzamientos suponen un riesgo. No solo si hay más usuarios en la instalación, también cuando está levantada y hace viento. Para subirla y bajarla se necesitan mínimo cuatro trabajadores».

«Nosotros estamos dispuestos, lo hemos dicho siempre, a ayudar a subirla y bajarla», apunta Olaizola. «Con el rugby nunca hemos tenido problemas para entendernos», sigue Amaia Dublang, habitual en los Campeonatos de España absolutos. «Iñaki Zabaleta, responsable de actividades deportivas del Patronato, nos acusa además de no tapar los agujeros. Es falso», señala Iñaki Romero, uno de los mejores lanzadores de peso de España en su día y entrenador ahora.

«El disco y la jabalina no hacen agujeros en el césped. Y el martillo hace años que se dejó de practicar aquí porque vimos precisamente el daño que hacía. Eso se hace en Hernani, y la jaula está como está...», añade.

Aunque la realidad es que no han podido realizar una «pretemporada en condiciones, con sesiones de técnica en el círculo», parece ser que se ha alcanzado un primer punto para solucionar, al menos en parte, el problema. «El día 19 de abril -mañana- la subiremos al acabar las tareas de mantenimiento del césped. Los lunes, los martes y los jueves, pasadas las 19.30 horas, podrán lanzar mayores; antes, las escuelas. Tiene que estar bien señalizado para que no asumamos riesgos», señala Jesús Ruiz de Mendoza, técnico del Patronato. «Es cuando no hay rugby. ¿Si vamos tarde? No voy a decir que no. Pero también es verdad que en noviembre hubo un problema con la jaula, quedó inutilizada y hasta que no dimos con los que la habían roto -ajenos al atletismo- no empezamos a tratar de solucionarlo».

Desde septiembre, 15 días

Desde la Federación Atlética Guipuzcoana quien ha tratado de buscar una solución para los lanzadores es Aitor Garro, el director técnico. «Se ha ido retrasando el tema, sin que los atletas puedan lanzar, hasta que ha llegado abril, fecha en la que se lleva a cabo el mantenimiento. Hasta ahora, desde septiembre, cuando se empieza a entrenar, quince días ha estado la jaula disponible. En más de 200, no». En julio se vuelven a imposibilitar los lanzamientos por celebrarse la Donosti Cup. «Hemos solicitado poder lanzar los lunes, miércoles y viernes; es cuando más atletas y entrenadores pueden, aunque ya es ponernos restricciones. Cuando entrenan rugby, los atletas no lanzan».

«¿Hubiera yo empezado en estas condiciones? No. Van a conseguir cargarse los lanzamientos en Donostia», comenta Romero. «Si trabajas por la tarde, olvídate», destaca el atleta Julen Guerreiro. A pesar de esta complicada situación, esta misma temporada, la cadete Andrea Martínez ha ocupado la segunda plaza en el Campeonato de España de disco.

La semana pasada se planteó en una reunión que mantuvieron la posibilidad de que junto al Velódromo, en el triángulo, se habilitara una red para poder lanzar -sin que el artefacto vuele lejos- y no tener que hacer uso constante de la jaula del Miniestadio. «Puede que sea un proyecto a medio plazo», concluye Ruiz de Mendoza.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate