Diario Vasco

atletismo

Bruno Hortelano llegó a perder tejido de la nuca

Bruno Hortelano y una de las imágenes de las ambulancias a su llegada al lugar del accidente.
Bruno Hortelano y una de las imágenes de las ambulancias a su llegada al lugar del accidente.
  • El grave accidente que sufrió el velocista español provocó más consecuencias a nivel físico de las que se conocían hasta ahora. Mañana será operado de nuevo

Bruno Hortelano sigue, poco a poco, recuperándose del grave accidente de coche que sufrió el pasado 5 de septiembre. En aquel siniestro le ingresaron con el parte médico de «una mano en estado catastrófico» (y con posibilidad de ser amputada), amén de otras heridas que no se quisieron revelar. Si hasta ahora se ha intentado calmar a la opinión pública diciendo que se encontraba bien, tranquilo y sin mayores problemas que los ya conocidos de su mano, hoy ha trascendido en EL MUNDO una información que ha dejado preocupados a muchos de sus seguidores.

Los sanitarios que le trataron justo después del choque en el Hospital 12 de Octubre, en Madrid, quedaron sobrecogidos, más allá del aspecto de su mano derecha, por las heridas en la nuca, que eran tan serias que dejaban a la vista partes óseas por la pérdida de piel y tejido. Un mes después, y con una vistosa cicatriz, su cabeza se ha serenado y solo piensa en recuperarse lo mejor posible para volver a entrenar. El tiempo dirá si está capacitado para volver a rendir al mismo nivel que en este 2016, año en el que ha explotado como deportista profesional y se ha ganado un nombre en la élite mundial.

El plusmarquista español será operado por tercera vez este jueves, según ha decidido el traumatólogo Xavier Mir después de la última cura que le ha realizado. Así lo confirma su representante, Alberto Armas, en un mensaje difundido en su cuenta de Twitter, donde en las últimas horas había adelantado que hoy se realizaría una nueva revisión a Hortelano. El deportista, nacido en Australia, está aliviado por entender que, en otras circunstancias, no lo hubiera contado. «Tengo suerte de estar vivo», es lo que comenta a todos los que le visitan por primera vez.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate