Diario Vasco

atletismo

Ellas, las Triku, lo ganaron todo

Cuatro de las ocho campeonísimas de Triku Triatloi Taldea se acercan victoriosas y solidarias a la meta del Cross de Perosillo.
Cuatro de las ocho campeonísimas de Triku Triatloi Taldea se acercan victoriosas y solidarias a la meta del Cross de Perosillo. / JAVIER GÓMEZ PART
  • Iba terminando el verano y Perosillo, el pueblo más pequeño (y vivo) de los 209 de Segovia, celebró su cross. Gipuzkoa ganó (en chicas)

Las chicas del glorioso. Triku Triatloi Taldea están de dulce. Antes de que llegase el otoño se batieron el cobre en Zumaia, en la Getaria-Zarautz, en San Juan de Luz, en Valencia, en el Memorial Onditz, en Vías Verdes. Pero uno de sus triunfos mas macanudos, colectivos y asombrosos aconteció hace nada mientras preparaban sus próximos retos en pruebas extremas de 100 kilómetros en montaña.

Estaban, pues, Onintza Urbieta, Idoia Cabdequi, Inés Murillo, Itziar Iraundegi, Marisa V. Altolagirre, Yolanda Guillén, Paqui López Piris y Raquel Herrero. Estaban en Segovia. Cerca de Cuéllar, no lejos de Olombrada, Frumales o Adrados.

Con sus bicicletas y sus rutinas de resistencia, cuando se enteraron de que Iván García Caballero, runner lasartearra y creador de un refresco de cola de KM0, Corricolari, había organizado por tercer año consecutivo un cross de 4.700 metros en el pueblo donde sus padres, Antonio y Rocío, tienen casa y raíces: Perosillo.

Lugar que fue noble y regio en otros siglos. Tuvo palacio, el de Buengrado, donde paró algún tiempo Juana de Castilla. Y tuvo en su iglesia una talla sin igual en la Cristiandad: la virgen tuerta.

Tercer cross casi internacional de Perosillo. El pueblo estaba en fiestas, gloria y honor a San Juan Degollado y aunque la carrera tenía mucho de reunión y camaradería el recorrido, ideado por Iván, Pablo Ruano y otros corredores, no era para nada una guasa. Había campo a través. Grava. Tierra. Campos de girasoles.De hecho, el ganador absoluto fue David Valentín Aragón, un maratoniano castellano que en la última carrera de 42,195 celebrada en Madrid quedó tercero con un tiempo de2:35:36. Culminó las tres vueltas del Perosillo Cross en 15:59.39.

Los primeros guipuzcoanos, Ibai Beracierto y Unai Azpiazu, llegaron a la meta, situada junto al ayuntamiento, el salón-bar y el frontón de Perosillo, en cuarto y quinto lugar, detrás de Santi Cano Rodríguez y Francisco Javier Peña Montes. No quedaron nada mal clasificados otros participantes várdulos, todos ellos con grandes marcas en las carreras populares.

Emiliano Martín Moro, que lucía camiseta del tantas veces invencible CD Trintxerpe, suele hacer la milla de Lekunberri en 27: 31, mientras que Mitxel Cuadradado, que en Perosillo hizo séptimo, era en 2015 tercero en la Liga Kirolprobak.

Pero a pesar de que los runners guipuzcoanos o vascones dejaron bien alto nuestro pabellón, fue con las chicas del Triku con las que nuestro territorio histórico lcanzó la gloria dos días antes de que se celebrara en la iglesia la Misa de Difunto y de que todos los que habían vuelto a Perosillo a participar en las fiestas y en el cross se despidieran deseándose 'feliz año' porque volvían a los lugares donde ellos de niños y sus padres de más grandes habían emigrado. Regresarán a sus origenes en verano del 17.

Ocupando el pódium

Paqui López fue la primera de todas las chicas. Y Marisa Villanueva Altolaguirre, la segunda. La tercera, una buena corredora, Carlota, no era del Triku Team pero mereció el tercer cajón.

Cuarta llegó Raquel Herrero y luego ya, juntas y felices, el resto de las Triku Girls que más tarde, cuando se realizó el sorteo de melones, sidra, costilla y otras delicias también tuvieron la Fortuna cerca. Tan cerca que hasta les tocó el jamón. ¡Hip hip hurra!

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate