Diario Vasco
Amaia Andrés, en la Federación Guipuzcoana de Atletismo.
Amaia Andrés, en la Federación Guipuzcoana de Atletismo. / MICHELENA

ATLETISMO

Amaia Andrés: «El atletismo guipuzcoano tiene que ser capaz de autofinanciarse y ser más austero»

  • La nueva presidenta de la Federación Atlética Guipuzcoana (FAG) afronta una «ilusionante» etapa en la que «dar la vuelta al delicado asunto económico» será su mayor reto

Cuando en 1992 participó en los Juegos Olímpicos de Barcelona, Amaia Andrés (Beasain, 26/06/1966) seguro que no podía ni imaginarse que más de dos décadas después se convertiría en la primera mujer presidenta de la ya centenaria -desde este año- Federación Atlética Guipuzcoana. Desde la pasada semana, Andrés, única candidata a asumir la presidencia, ha sustituido en el cargo al también olímpico Mikel Odriozola, quien ha estado al frente de la FAG durante los últimos cuatro años combinándolo con sus últimos retos como atleta. Sin duda, la etapa que inicia la plusmarquista guipuzcoana de 400 y 800, quien también trabaja en un gimnasio de Lasarte como entrenadora personal, es «ilusionante», aunque también complicada. Entre sus desafíos, hacer que el atletismo -en todas sus facetas- recupere en Gipuzkoa parte del esplendor que tuvo antaño y devolver la estabilidad económica.

- Lleva una semana como presidenta. ¿Cómo ha sido el desembarco?

- La verdad, con mil frentes abiertos... y sin parar.

- Es la primera mujer que preside la Federación Atlética Guipuzcoana. ¿Por qué decidió presentarse?

- No lo decidí yo. La situación de la FAG era mala, sobre todo económicamente hablando. Los clubes guipuzcoanos se juntaron para tratar de arreglarlo, para tomar las riendas de la situación. Pero la Diputación exigía que al frente hubiera una persona, una figura de carne y hueso. Sin embargo, la gente no estaba por la labor de asumir el cargo. Se me comentó y, aunque al principio pensé que no, me hice a mí misma una pregunta. ¿Por qué no?

- ¿No le daba cierto vértigo?

- Un poco sí. Pero cuando vi que tenía el apoyo de los clubes, dije que adelanta. Pensé, y lo sigo haciendo, que es una gran oportunidad para devolver al atletismo guipuzcoano todo lo que me ha dado. Asumo el reto.

- ¿Cree que su experiencia como atleta, que llegó incluso a unos Juegos Olímpicos, le ayudará?

- Sin duda. He pasado por todas las fases del atletismo. Y esa creo que es una de mis grandes fortalezas. He sido una atleta que comenzó compitiendo como escolar -es de Beasain y sus descubridores fueron Imaz y Caballero en Ordizia-, acabé siendo olímpica, he trabajado en la federación coordinando el tema de los atletas escolares, soy entrenadora estatal...

- Y la dureza de los 800 metros, su prueba, ¿le ayudará?

- Si para algo me ha servido el atletismo, los 800 metros, es para adquirir muchísima fuerza de voluntad, para ser capaz de seguir adelante aunque a veces tropieces en el camino... Los récords te los quitan, pero eso es lo que siempre queda, el espíritu de trabajo.

- Cuál es el mayor reto que afronta al frente de la FAG?

- Sé que me encuentro, hablando en términos generales, ante un reto que supone una gran responsabilidad. El tema económico, la deuda, es lo que más nos pesa. No hay ninguna duda. Es en lo que tenemos que poner todo nuestro empeño y fuerzas para sacarlo adelante. Tenemos que encontrar un equilibrio financiero. Gastar menos e ingresar más. Gestionar la federación como si se tratara de mi propia casa. Ser capaces de autofinanciarnos, ser más austeros y también más transparentes. También tenemos que ganarnos la credibilidad para conseguir el apoyo de las instituciones... La semana que viene, por ejemplo, me reuniré con la Diputación. Hemos creado una hoja de ruta de aquí a cuatro años. Sabemos de dónde venimos, nuestro pasado, pero ahora es momento de mirar a futuro.

El meeting del Centenario

- ¿Ha hablado con Mikel Odriozola?

- Sí. Y espero que sigamos hablando. La idea de celebrar, con motivo del Centenario, un meeting de pista cubierta me gusta, pero tenemos que ver si no es pan para hoy y hambre para mañana. También tenemos que ver cómo está el tema de la visita de Sebastian Coe a San Sebastián.

- Hemos hablado de solucionar los problemas existentes. Pero, además de eso, ¿se buscará algo novedoso?

- Tenemos que vender nuestro producto mejor. Por supuesto, tener dinero puede ser clave también para esto. Pero hay ideas. Poner de nuevo los comités en marcha es algo que debemos hacer. No quiero prometer nada, porque no sé hasta dónde seremos capaces de llegar. Pero, desde luego, de lo que sí estoy segura es de que voy a intentarlo al máximo. Entre todos los que componemos el atletismo guipuzcoano somos capaces de sacar esto adelante. Llevamos cien años y tenemos la capacidad suficiente para sacar esto adelante. Me gustaría que las juntas fueran abiertas. Es decir, que todo el que sepa tenga la opción de aportar. Serviría para recoger ideas. Obviamente, votarían los siete con derecho a ello, pero los demás podrían estar presentes antes. Y, de hecho, lo que quiero dejar claro es que me gustaría que todo el que quiera me proponga ideas, porque serán bienvenidas.

-¿Y qué opina de llevar el atletismo a la calle?

- También pensamos en esto. A mí personalmente me gusta. Me encantaría ver pruebas en el Boulevard donostiarra. Al hilo de lo comentado antes, si alguien tiene una idea, que no dude en comentarla. Yo trataré de llevarla, venderla... donde haga falta.

- El Cross Internacional de San Sebastián, el Maratón... ¿Se mantendrán?

- La idea es que así sea. Espero que lleguemos a un consenso con Fly Group. También estaré próximamente con los organizadores de la Behobia para tratar de encauzar nuevamente las relaciones con ellos.

- ¿Y cuál es la relación con la Federación Vasca?

- No hemos hablado de momento. Lo que está claro es que lo que yo buscaré será defender los intereses del atletismo guipuzcoano.

- Yendo más allá del despacho, ¿cómo valoraría el momento actual del atletismo guipuzcoano?

- Organizativamente hablando, creo que somos muy buenos. Además, tenemos atletas de mucho nivel y a pesar de contar con pocas licencias, la calidad de los atletas es muy buena.