Diario Vasco

deportes

Una mano amiga para el deportista guipuzcoano

video

Iñigo Díaz de Cerio, Eukene Larrarte y Markel Alberdi. / L. O.

  • Preparación física, psicológica, ayuda burocrática, orientación laboral... Kirolgi pone en marcha una nueva línea de ayudas para acompañar al deportista guipuzcoano en su carrera y también en su retirada

  • El nadador Markel Alberdi y la ciclista Eukene Larrarte son algunos de los deportistas que optan a este nuevo servicio que ofrecerá la Fundación Ibiliz capitaneada por Díaz de Cerio tras su acuerdo con la Diputación

Eukene escucha atenta, casi sin pestañear, el relato de Markel. El eibartarra, siempre con una sonrisa en la boca, resume en apenas diez minutos su meteórica carrera deportiva. A sus 25 años, habla de sus inicios en la natación guipuzcoana, de su salto a Madrid y del «summum» de los Juegos Olímpicos de Río. Cuenta sus éxitos, pero también sus miedos y sus frustaciones. Eukene asiente. «A veces noto que entrenando estoy en un mundo y voy a clase y estoy en otro», describe. Hace tan solo tres años defendía la portería del Tolosa y ahora viste el maillot de Gipuzkoa Ogi Berri y es una de las jóvenes promesas nacionales del ciclismo en pista y en ruta.

Markel Alberdi y Eukene Larrarte son dos caras de una misma moneda, la del deporte guipuzcoano. El nadador eibartarra, que hace un año estaba preparando las maletas para poner rumbo a Brasil, ha decidido dejar la piscina y centrarse en acabar la carrera de Ingeniería Mecánica. Por su parte, la tolosarra afronta su primer año en el ciclismo profesional y el comienzo de su estudios de Derecho. El «cansancio psicológico» de Markel y la «ilusión» de la debutante Eukene se cruzaron hace unos meses gracias al nuevo programa de apoyo y acompañamiento a deportistas impulsada por Kirolgi. El objetivo es claro: que el deportista no se sienta solo.

Veinte años después de su puesta en marcha bajo el paraguas de la Diputación, los actuales responsables del deporte guipuzcoano vieron la necesidad de hacer una reflexión sobre el futuro de Kirolgi. De ese proceso nació la nueva línea de acompañamiento a deportistas cuyo plazo de solicitud acaba de cerrarse y se encuentra a la espera de resolución. Tal y como explica Goizane Álvarez, directora foral de Juventud y Deportes, «hablando con deportistas vimos que había una carencia muy importante de acompañamiento sobre todo en la modalidad individual. Estos deportistas se ven muchas veces solos para gestionar un viaje, un accidente o una rehabilitación». «Son nuestros mejores embajadores», sentencia Goizane, por eso, lo que se busca desde la Diputación, «es que cuando están desarrollando su carrera deportiva se sientan arropados y acogidos por su territorio». «Que el deportista cuando esté aquí pueda dar la mejor versión de sí mismo y se sienta acompañado en ese proceso de crecimiento», prosigue.

Precisamente, fue la falta de esa estructura lo que llevó a Markel Alberdi a marcharse a Madrid para integrarse en la Residencia Blume. «A mí que me dieran dinero no me iba a ningún lado, yo necesitaba gente que me ayudara en mi día a día. Allí tenía 'fisios', psicólogos...», explica. En definitiva, un grupo de profesionales concentrados en mejorar y facilitar la vida de los deportistas de élite. Ahora, ya de vuelta a casa, el eibartarra es uno de los deportistas llamados a beneficiarse de esta nueva línea de ayudas de cuyo servicio se encarga la Fundación Ibiliz que capitanea el exfutbolista Iñigo Díaz de Cerio. Su caso está enfocado en la orientación e integración en el mercado laboral. Por su parte, con Eukene las líneas a trabajar serán tanto las deportivas como las de gestión y mediación con la universidad. «Mis profesores de la universidad no saben que soy deportista», asegura la joven de 19 años. Otro de los objetivos es que el deportista no tenga que elegir entre los estudios o su carrera deportiva; «queremos que pueda compaginarlo», explica Goizane.

Asesoramiento y apoyo en atención médica, preparación física y recuperación, comunicación y marketing, soporte logístico como tramitación de ayudas y cuestiones administrativas y burocráticas, o acompañamiento en la retirada de la práctica deportiva son algunos de los nuevos servicios a los que pueden optar desde este año nuestros deportistas. La iniciativa cuenta con una partida presupuestaria de 30.000 euros, aunque desde la Diputación no descartan que pueda ampliarse en caso de necesidad.

Este nuevo paso de la Fundación Kirolgi es solo la primera piedra de un proyecto que busca tejer una red por todo el territorio. Aquí se enmarca el reciente acuerdo con la Fundación Eibar para que deportistas de la comarca puedan hacer uso de los servicios e instalaciones del club. «Tenemos suerte de que Gipuzkoa es un territorio pequeño y definiendo algunos puntos no hará falta tener una estructura que luego sabemos que hay que alimentar y muchas veces se convierten en una losa», explica la directora de Deportes de la Diputación.

El camino hacia la comunidad del deportista guipuzcoano ya ha comenzado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate