Un Zurbarán de 400.000 euros en Oñati

El cuadro ‘El Niño de la Espina en un paisaje’, de la colección de arte que los duques de Sotomayor custodian en el palacio de Lazarraga, ha sido subastado en Madrid

Fachada del palacio Lazarraga de Oñati, donde se custodiaba el lienzo que ha sido vendido esta semana en Madrid. /
Fachada del palacio Lazarraga de Oñati, donde se custodiaba el lienzo que ha sido vendido esta semana en Madrid.
BORJA OLAIZOLA

‘El Niño de la Espina en un paisaje’, un cuadro de Francisco de Zurbarán que se conservaba en el palacio de Lazarraga de Oñati, ha sido vendido esta semana en una casa de subastas madrileña por 400.000 euros. Se trata de la segunda joya pictórica que podría salir de Gipuzkoa después de la venta hace cinco años de un crucificado del Greco que estaba en el Museo Zuloaga de Zumaia. La asociación Áncora de conservación del patrimonio ha lamentado la «pérdida» de la pintura, al tiempo que ha urgido a las instituciones a «arbitrar los incentivos y medios jurídicos adecuados que permitan mantener las casas señoriales vascas como una unidad cultural».

El cuadro de Zurbarán pertenecía a los duques de Sotomayor, una familia que es propietaria de la torre-palacio de Lazarraga, un imponente edificio situado en la Plaza de los Fueros de Oñati. Se trata de un linaje emparentado con lo más granado de la nobleza -Carlos Martínez de Irujo, el actual duque, es sobrino de la fallecida Duquesa de Alba- que habita de forma ininterrumpida el palacio oñatiarra desde el año 1433. Entre sus antepasados está Juan López de Lazarraga, que fue secretario y contador de los Reyes Católicos. En el archivo familiar del palacio, declarado monumento en 1964, se conserva, entre otros muchos documentos, el testamento de la reina Isabel La Católica.

El lienzo que ha sido subastado, de 132 por 95 centímetros, formaba parte del rico patrimonio artístico de la familia que se custodia en Lazarraga. La obra, de la que se tuvo noticia por primera vez en 1966, ha sido expuesta al público únicamente en tres ocasiones: Sevilla (1984), Zaragoza (1988) y Granada (1999). La investigadora francesa Odile Delenda, especialista en Zurbarán, tiene intención de incorporarla al apéndice del catálogo sobre el pintor extremeño que publicó en 2010. La propia Delenda ha fechado el cuadro entre 1645 y 1650.

‘El Niño de la Espina’ fue pintado por Zurbarán entre 1645 y 1650.
‘El Niño de la Espina’ fue pintado por Zurbarán entre 1645 y 1650.

«La obra -explica el integrante de Áncora Alberto Fernández d’Arlas- presenta al joven Salvador tejiendo una corona de espino en el campo, escena interpretable como una evidente alusión alegórica a su futuro sacrificio en la cruz. Se trata de uno de los lienzos de mayor calidad que pintó Zurbarán, destacando por el manejo del color y la ubicación en un paisaje, a diferencia del interior doméstico donde suelen ambientarse las representaciones más convencionales de este asunto».

Posible salida del país

El lienzo fue adjudicado el miércoles en la sala madrileña Abalarte por el precio de salida, 400.000 euros, sin que llegase a mediar puja alguna. El cuadro de Oñati fue la gran estrella de la subasta. Fuentes de Abalarte explicaron que la obra no tiene la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) del Gobierno, lo que hace posible que sea vendido en el mercado internacional.

Áncora consideró «una mala noticia» la «dispersión y pérdida» de una pintura vinculada a Oñati, si bien reconoció el derecho de la propiedad «a desprenderse de un objeto artístico de titularidad privada».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos