John Malkovich: «No sé nada sobre las películas, prefiero verlas sin ideas preconcebidas»

John Malkovich posa ayer en la ducha de una suite del hotel Maria Cristina. / JOSÉ MARI LÓPEZ
John Malkovich, presidente del jurado de la Sección Oficial

El estadounidense, que recibió el Premio Donostia en 1998, preside ahora el jurado de la Sección Oficial

IMANOL TROYANO

La prominente perilla blanca de John Malkovich fue vista por última vez en San Sebastián el pasado abril. De hecho, el actor, director y productor estadounidense fue el primer cliente en la inauguración de una peluquería donostiarra ante la incredulidad de su propietaria. Pero el idilio del norteamericano con la capital guipuzcoana viene de lejos. Entre sus numerosas visitas destaca la de 1998 cuando recibió el Premio Donostia. En esta edición preside el jurado de la Sección Oficial. Como si su casa de Massachusetts estuviese conectada con San Sebastián a través de un pasillo secreto, Malkovich regresa al Festival.

- Ha venido muchas veces a San Sebastián, ya tendrá una opinión sólida sobre el Festival y la ciudad.

- Me encanta el Festival y todo el equipo que se encarga de organizarlo. Tengo viejos amigos aquí y guardo muy buenas experiencias de todas las veces que he venido.

«Ya he hecho todo el turismo que tenía que hacer en Donostia, ahora lo que deseo es ver las películas»

- Aunque en esta ocasión quizás no vaya a disponer de tanto tiempo libre para disfrutar de la ciudad.

- En realidad nunca tienes demasiado tiempo libre en un festival de cine, porque tan solo sueles venir para un par de días y tienes que cumplir muchos compromisos con la prensa. Cuando te quieres dar cuenta ya te tienes que marchar. Pero conozco San Sebastián más allá del Festival, la he visitado en épocas fuera del certamen y ya conozco muy bien la ciudad, por esa parte no hay ningún problema. Estoy deseando ver las películas a concurso, ya he hecho todo el turismo que tenía que hacer en San Sebastián y alrededores. Incluso he estado en Bilbao y en Santander, he recorrido toda la costa.

- Viene informado sobre las películas que va a ver o prefiere sentarse en la butaca sin saber nada de ellas.

- No sé nada sobre las películas. Estuvimos hablando sobre ello el otro día en una cena que tuvimos los compañeros del jurado. Me da igual quién las dirige, de dónde viene, quién las produce o la temática que tiene. Sí que pensé en informarme sobre ellas inicialmente, pero prefiero ver la película sin tener ideas preconcebidas.

- ¿Conocía ya a los demás miembros del jurado?

- Tuve mi primer acercamiento con ellos hace dos días. Eso sí, ya conocía a algunos como al director brasileño André Szankowski, con el que he trabajo en dos películas. Hace tiempo conocí también a Emma Suárez y hace unos años cené con Dolores Fonzi en México. En aquella ocasión también nos acompañó Gael García Bernal. Ya había tenido unos pequeños contactos con todos ellos hace algunos años.

- Como presidente del jurado, qué método piensa llevar durante esta semana para valorar las películas. ¿Realizarán reuniones diarias para debatir o lo dejarán todo para el final?

- Creo que lo mejor es ir tomando apuntes diariamente sobre cada una de las películas y reunirnos cada dos o tres días. Tenemos que tener suficiente información cuando nos vayamos a reunir.

- ¿Cree que el cine actual sigue siendo tan creativo como cuando empezó?

- Creo que probablemente sea más creativo tecnológicamente hablando, pero no sé cuánto de creativo en término de ideas. Es decir, es muy creativo en el sentido de que ahora hay muchas formas diferentes en las que se puede matar a los personajes, pero aparte de eso no creo que sea espectacularmente creativo el cine de hoy en día.

- Últimamente se ha dedicado mucho al diseño de moda, el artista debe serlo en distintas disciplinas?

- (Piensa detenidamente la respuesta). Quizás algunos de los mejores artistas como pintores o compositores son creativos en alguna otra faceta además que en su disciplina. Es bueno que cada uno de nosotros tengamos un alma creativa, creo que es muy importante.

«Está subestimado el papel del director, me parece fantástico que se reconozcan sus carreras»

- ¿Vive alejado de la forma en la que viven las estrellas de Hollywood?

- Nunca tuve especial interés sobre esa forma de vida. Me parece gracioso que la gente se preocupe por estos asuntos. A mí también me gustan los cotilleos, pero cotillear sobre los artistas de Hollywood no me parece más interesante que cotillear sobre alguien que está en el bar de abajo, por ejemplo. Creo que a la gente le gusta los cotilleos sobre las estrellas de Hollywood o los famosos en general, porque tiene mucho odio hacia ellos. Y esta es la manera de tenerlos bajo control. Este actor es gay, ella está gorda, o él es estúpido o mala persona. A veces los 'celebrities' son amados y odiados al mismo nivel.

- En esta edición uno de los Premios Donostia lo va a recibir la directora Agnès Varda. Usted, que también ha trabajado como director, ¿piensa que se debe reconocer más la labor de dirigir?

- Creo que es algo muy importante que se suele pasar por alto. El de director es un papel subestimado a mi modo de ver. Creo que cualquiera que tenga una larga y buena carrera en este negocio es un afortunado y es fantástico que pueda ganar premios en reconocimiento de ello.

Fotos

Vídeos