«'The Room' no fue tanto fracaso, catorce años después se sigue viendo»

James y Dave Franco posan ayer en el photocall de la terraza del Kursaal. / USOZ

James Franco provoca las carcajadas con 'The Disaster Artist', un relato sobre la obra del excéntrico Tommy Wiseau

IMANOL TROYANO

Era una de las películas más esperadas en la Sección Oficial del Festival y no defraudó. Ayer, tres días antes de clausurar el Zinemaldia, se presentó 'The Disaster Artist', que compite por la Concha de Oro, y que dirige y protagoniza James Franco. Aunque su faceta más conocida es la de la interpretación con títulos como la saga de 'Spiderman', 'Milk' (2008), '127 horas' (2010) o 'The Interview' (2014), el estadounidense ha profundizado en la labor de dirección en los últimos años y ya cuenta con más de una docena de largometrajes a sus espaldas.

En 'The Disaster Artist', Franco cuenta el 'making-off' de la película 'The Room' (2003), considerada para muchos como una las peores de la historia. El norteamericano se pone en la piel de Tommy Wiseau, un excéntrico personaje que quiere triunfar a toda costa en Hollywood, pese a su falta de talento. Su obstinación -y cuenta corriente abultada- le lleva finalmente a producir, dirigir y protagonizar un largometraje que le permita cumplir su sueño.

El filme habla de los sueños de Wiseau y su particular Sancho Panza, Greg Sestero, por convertirse en estrellas de cine. Pero se centra mucho más en sus fracasos. «El tema principal es esa fascinación por el fracaso», reconoció ayer Franco en rueda de prensa. «No hemos tratado de hacer una parodia. Todo el mundo que haya intentado tener éxito en Hollywood, puede verse reflejado en la pantalla», indicó.

«Tommy me dijo que aprobaba la película en un 99,9%. No le gustó la iluminación»

El director no había visto aún 'The Room' cuando se propuso realizar la película. Tomó la decisión después de leer el libro que ha dado nombre a la obra de Franco. «Al leerlo enseguida vi una historia hollywoodiense alocada. El tema era muy universal, ya que todo el mundo que tiene un sueño puede reflejarse en la lucha de Tommy. Hay muchas películas malas que no se ven, pero 'The Room' sí, y eso es porque Tommy le puso mucho corazón». El estadounidense se mostró convencido de que el largometraje de Wiseau «no fue tanto fracaso, catorce años después se sigue viendo». Es más, Franco apuntó que, cuando estaba preparando el largometraje acudió a un «evento cultural underground» en Vancouver que proyectaba la película. «La gente gritaba en la sala, era una locura, los espectadores estaban entregados. Nunca había tenido una experiencia como esa en el cine», desveló. 'The Room' está catalogada como una obra de culto y cuenta con una legión de admiradores que no falta a ninguna cita en la que se exhibe el filme.

Quería optar a los Óscars

Franco, además, realizó una radiografía del interesante y siniestro personaje que encarna. «En todas las pruebas le contestaban una y otra vez que no, pero seguía creyendo que era James Dean. Su fuerte deseo por triunfar le llevó a crear una película en la que metió su alma y el corazón, pero el resultado fue muy malo. Al final consiguió el éxito, pero su intención era hacer un drama. Una obra dramática a lo Tennessee Williams, pero nadie lo vio así». Ahí no terminaron los esfuerzos de Wiseau, y es que según reveló Franco «la mantuvo con su propio dinero durante semanas en las salas para que pudiese optar a los Óscars». El presupuesto del largometraje sobrepasó los seis millones de dólares, y en su primer fin de semana tan solo recaudó 1.800.

El realizador norteamericano estuvo acompañado ayer en Kursaal por su hermano Dave, que da vida en la ficción a Greg. «La primera vez que vi 'The Room fue cuando íbamos a empezar con el proyecto. Lo hice solo en una habitación de hotel, lo que fue un gran error. Necesitaba ver la reacción de más gente para saber cómo era de verdad la película. Me sentí muy inquieto, no sabía qué opinar», comentó entre risas. El menor de los Franco confesó, eso sí, que entiende el comportamiento de los personajes. «He estado en sets de rodaje donde parecían que las películas iban fenomenal, pero a la hora de la verdad no tuvieron éxito y fueron muy malas. Cuando eres un actor joven y estás dentro tienes esa fe ciega de que todo va a ir bien, mientras que todo el mundo fuera ve lo contrario».

Uno de los momentos más esperados de ayer tenía que ver con la reacción del Tommy Wiseau original tras ver la película. ¿Le gustó o la odió? El Franco director relató que Wiseau estuvo en el estreno de la obra y cuando terminó lo primero que hizo fue preguntarle qué le había parecido. «La aprobó en un 99,9% me dijo. Solo no le gustó un 0,1% y me invitó a comprobar la iluminación», admitió ante las risas de los ahí presentes.

Más

Fotos

Vídeos