Monica de día, Bellucci de noche

Monica de día, Bellucci de noche
USOZ

La italiana hechiza el 'Bellódromo'. Bardem y 'Pe', en viaje relámpago. El rostro de Bárbara Lennie. La leyenda de la hamburguesa de 'Schwarze'

MITXEL EZQUIAGA

Llegó como una ejecutiva de una firma de moda y por la noche recogió su premio como una espectacular top-model. Monica de día, Bellucci de noche. La actriz italiana sedujo a todos los que la trataron de cerca y también al público que la aplaudió en el Velódromo cuando recogió su Premio Donostia, aunque su intervención fue corta y sobre el escenario estuvo muy contenida. Por cierto, ya hay quien ha rebautizado el recinto como Bellódromo (el juego de palabras es de Jorge, un lector).

Tan rápida como De Niro

Bellucci viajó desde su casa de París hasta el Festival. A las once de la mañana era recibida por Rebordinos en la puerta del María Cristina. Es ya el tercer año que se repite esta escena, y quizás por la confianza hubo hasta conato de 'piquito', retratado por los fotógrafos. La actriz vestía blusa blanca y traje-pantalón negro (según las especialistas de la cosa, exactamente el mismo modelo que lució a su llegada del año pasado) y grandes gafas de sol. Repitió indumentaria y gafas en el photocall del Aquarium, bajo el espléndido sol que lucía sobre Donostia, aunque en este caso encaramada sobre unos enormes tacones.

No dio entrevistas: solo la rueda de prensa oficial en la que agradeció el premio y repasó su carrera. «Estoy tan feliz, tan honrada y tan emocionada», escribió en el libro del Festival. Luego fue rápida a su suite para enfundarse en el generoso modelo rosa que lució en la ceremonia del Velódromo. Un John Malkovich multiusos del Festival fue maestro de ceremonias y encargado de entregarle la farola de La Concha que simboliza el galardón. La actriz, que cumple este sábado 53 años, se fue rápida, dejando en el público la sensación de «interruptus». La italiana casi bate el récord de rapidez de Robert de Niro, que dio el agradecimiento más corto de la historia del San Sebastián.

Usar el Velódromo como escenario del Donostia suponía una novedad. El mítico espacio de los grandes mítines, de los multitudinarios conciertos y de las competiciones deportivas internacionales fue ayer el templo del 'glamour'. Unas 2.000 personas aplaudieron a la italiana y disfrutaron de dos películas elegidas por ella misma.

El Festival sigue. Ayer también llegaba el actor francés Jean Pierre Léaud, el intérprete que hizo de 'alter ego' de Truffaut en sus películas y que viene a presentar 'Le lion est mort ce soir', película que compite en Sección Oficial.

Léaud es bien conocido por los cinéfilos más veteranos. Los más jóvenes estaban ayer interesados en Charlie Heaton, conocido por su papel en la serie televisiva 'Stranger Things' y presente en San Sebastián con la película 'Marrowbone'. Cuentan que la otra noche Heaton pasó por Va Bene, la célebre hamburguesería donostiarra donde tantos gautxoris reponen fuerzas. Ayer también otra leyenda recorría el Festival: que Arnold Schawzenegger había pasado de madrugada por un local nocturno para reponer fuerzas con otra hamburguesa. No está confirmado, pero 'se non e vero, e ben trovato'. Aún se comenta su menú de Rekondo el mismo día.

La actriz y el ministro

Otra excelente actriz fue ayer noticia. Bárbara Lennie recibió el premio de Max Factor al rostro más glamuroso del cine español. La artista protagonizó una original sesión de maquillaje en el María Cristina y contó que este año está disfrutando más que nunca el certamen, en el que presenta 'Una especie de familia'.

Quedan estrellas por llegar. Glenn Close está a punto de aterrizar y el mismo sábado, en viaje relámpago, llegarán Penélope Cruz y Javier Bardem para presentar, también en el Velódromo, 'Loving Pablo', la película de Fernando León de Aranoa protagonizada por Javier Bardem y Penélope Cruz y basada en el narco Pablo Escobar. El equipo de la película posará en el photocall y atenderá a los medios en la misma alfombra roja del Velódromo. Los actoes llegan de su rodaje con el director iraní Asghar Farhadi.

Hay 'glamour' para todos los gustos. Hasta Iñigo de la Serna, ministro de Fomento, vivió ayer una inmersión festivalera con proyección en el Victoria Eugenia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos