Jóvenes cineastas de Ikusmira Berriak hablan de espiritualidad e identidad

Encuentro con residentes y tutores del programa Ikusmira Berriak
Encuentro con residentes y tutores del programa Ikusmira Berriak / Arizmendi

Jóvenes directores del programa Ikusmira Berriak trabajan en sus proyectos cinematográfico

EFE

La búsqueda espiritual de un hombre con parálisis cerebral, la experiencia mística de dos mujeres y la crisis de identidad de una gimnasta adolescente centran los argumentos de 3 de los 4 proyectos cinematográficos que desarrollan, en San Sebastián, los jóvenes directores del programa Ikusmira Berriak.

Se trata de "Las letras de Jordi", de la donostiarra Maider Fernández Iriarte; "Águila de papel", de la argentina Julia Pesce; y "Stephanie", del belga Leonardo Van Dijl, propuestas que se completan con "Eles transportan a morte", una historia de ciencia ficción sobre Cristóbal Colón, en la que trabajan juntos el canario Samuel M. Delgado y la gallega Helena Girón.

Estos cinco noveles realizadores, que tienen entre 26 y 33 años de edad, se encuentran en su tercera semana de residencia en Tabakalera, dentro de la tercera edición de Ikusmira Berriak, el programa de impulso al nuevo talento audiovisual que organizan el centro cultural donostiarra y el Festival de Cine.

Tanto ellos como dos de los expertos que los asesoran y acompañan en su proceso creativo -el director artístico del Festival de Locarno, Carlo Chatrian, y el documentalista y cineasta brasileño Sergio Oksman, han ofrecido este miércoles una rueda de prensa, junto a José Luis Rebordinos y Ane Rodríguez, máximos responsables de las entidades organizadoras.

«Uno de los programas más interesantes que hay en Europa»

"Ikusmira Berriak es hoy por hoy uno de los programas más interesantes que hay en Europa", ha destacado Oksman, quien ha elogiado la rápida evolución de este programa destinado a potenciar la innovación audiovisual y propiciar su relación con la industria.

Rebordinos ha considerado por su parte que este tipo de actividad que "justifica y da sentido" a su trabajo como director del Zinemaldia, pues, además de servir para "intercambiar" ideas, hacen al certamen donostiarra "abrir los ojos" a "las nuevas formas" y "transformaciones" que vive el mundo del cine.

Los cinco jóvenes realizadores, que se han convertido en los primeros huéspedes del nuevo hotel de Tabakalera, trabajan desde el 21 de agosto en el Espacio de Creadores del propio Centro Internacional de Cultura Contemporánea y, desde entonces, han recibido también clases magistrales de profesionales de prestigio.

Todos ellos han valorado la oportunidad que les brinda Ikusmira Berriak, tras haber sido seleccionados en las diferentes categorías del programa entre las 157 propuestas que se presentaron este año.

Maider Fernández ha contado su proyecto de película, protagonizado por un hombre de 51 años con parálisis cerebral y su "especie de viaje al reencuentro con Dios"; mientras que Julia Pesce ha explicado cómo "Águila de papel" tiene como punto de partida una vivencia familiar propia en torno a "las múltiples capas de una experiencia espiritual" que articula entorno al una versión moderna y adaptada de prácticas místicas mejicanas.

Van Dijl, que fue escogido en la categoría dedicada a los participantes en anteriores ediciones del Encuentro Internacional de Estudiantes de Cine del Zinemaldia, pretende usar en su proyecto de largometraje a una ambiciosa gimnasta con aspiraciones olímpicas, Stephanie, para ahondar en la crisis de identidad que está detrás de su destructiva espiral de automedicación con la que pretende ocultar sus lesiones.

De "experimento" en el género de la ciencia ficción califican su futura película los realizadores Delgado y Girón, quienes aspiran a convertir en una travesía errante y tripulantes de otros tiempos la expedición de Colón.

La dos últimas semanas de residencia prepararán la presentación de sus proyectos ante profesionales de la industria, en el Foro de Coproducción Europa-América Latina del Festival de Cine, y se marcharán el 1 de octubre, una vez concluido el certamen.

El programa dispone de una ayuda de 20.000 euros para los cuatro proyectos y los estudios REC ofrecerán como premio servicios de postproducción valorados en 35.000 euros.

Fotos

Vídeos