El impacto económico del Zinemaldia multiplica por siete la inversión pública

El certamen genera un movimiento local de 27,3 millones de euros y solo en impuestos la administración recupera más de lo que invierte

R. A. SAN SEBASTIÁN.

Tras los años de la crisis económica, cuando se produjeron desiguales recortes en las aportaciones, las instituciones han ido recuperando el apoyo al Zinemaldia en lo presupuestario. No ha sido ajena al movimiento la concienciación del retorno que supone un acontecimiento cultural como este para la ciudad, y todo el territorio. A ello contribuyó el estudio del impacto económico que genera el Festival de Cine de San Sebastián, valorado en todos sus aspectos, que encargó el propio certamen, y que ayudó a cuantificar el indudable beneficio de la inversión pública.

El Festival de San Sebastián genera un movimiento económico local de 27,3 millones de euros, lo que multiplica prácticamente por siete la inversión de las instituciones, algo más de cuatro millones de euros. Sólo en impuestos, la administración pública ya recupera casi 700.000 euros más de los que invierte. La presencia en medios de comunicación nacionales e internacionales supondría un valor de 67,7 millones de euros en términos publicitarios y de imagen para la ciudad. Esas fueron las principales conclusiones del estudio de impacto económico de un festival que en los últimos años ha ido incrementando ligeramente su presupuesto general, desde los 7,5 millones euros de 2012 a los 8,3 que se prevén para esta edición, y con una financiación pública ligeramente superior a la que se genera con los recursos propios y los patrocinadores.

El Festival no solo es una pyme que genera empleo directo a lo largo de todo el año, sino que provoca una importante actividad económica en muchas otras empresas y sectores, además de un gran impacto de imagen para la ciudad y el conjunto del País Vasco.

Además, el Festival pone en marcha la actividad de muchas otras empresas, lo que se llama el impacto indirecto. Lo que supone la existencia del Festival para la actividad de los hoteles, restaurantes, transportes, comercios y demás, suma 11.849.975 euros, entre los 3,2 millones de euros que aportan las 28.025 pernoctaciones hoteleras, y los 8,7 millones de gasto en el resto del sector terciario. Toda esta actividad produce un retorno para la administración en forma de impuestos, que en el momento de realizar el estudio ascendía a 4.662.583 euros, lo que supera por sí solo la aportación de las instituciones públicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos