El cine a lo grande toma la alfombra roja del Zinemaldia

El equipo de 'Handia' protagoniza el pase de gala en una jornada en la Agnès Varda recibe el Donostia. Así ha sido el paseo de las estrellas

DV

Este domingo ha sido el día de 'Handia'. El 'glamour' vasco ha presidido el photocall de la mañana y la alfombra de la noche, con una intensa concentración de todo el 'star system' cercano y amplia representación política, con el lehendakari Urkullu a la cabeza.

Muchos aplausos han rubricado los pases de la película y muchos periodistas llegados de lejos se han interesado en Eneko Sagardoy, el actor que hace de 'gigante'.

Estaba claro que los autores de 'Loreak' no iban a hacer una estampita etnográfica a partir del gigante de Altzo: les interesaban otras cosas, más que una leyenda vasca. En el proceso de despojamiento de todo lo previsible, ha ido desapareciendo la idea del gigante como monstruo, los usos y costumbres del caserío, la aventura como divertimento o cualquier carácter pintoresco.

En cambio, Jon Garaño y Aitor Arregi (y todo su colectivo) han ido al interior del ser humano, empezando por los huesos, que desde el principio del filme marcan otra descorazonadora dualidad: queda la leyenda, pero cualquier huella tangible de Joaquín desaparece, como una alusión a la inaprensible memoria histórica.

El regreso de Jon Garaño y Aitor Arregi a la Sección Oficial del Zinemaldia supone una metáfora sobre los cambios imparables de la vida y la necesidad –o no– de adaptarse a ellos.

Más Festival de Cine de San Sebastián

Fotos

Vídeos