Una auténtica invasión de cine en Donostia

El director finlandés Aki Kaurismäki recibe el premio Fipresci por su película 'El otro lado de la esperanza' de manos de Cayetana Guillén-Cuervo. / LOBO ALTUNA

La gala inaugural de anoche en el Kursaal dio arranque a nueve intensos días de cine en los que se podrá disfrutar de 213 filmes

DANI SORIAZU

Como una invasión del mejor cine del mundo. Así se definió esta 65 edición del Festival de Cine en la gala inaugural que tuvo lugar anoche en el Kursaal y que dio el pistoletazo de salida a nueve intensos días dedicados al séptimo arte.

Y es verdad. Durante todo el día de ayer ya se respiraba ambiente de festival en la ciudad. Pero, desde luego, fue por la noche cuando se concentró todo el glamour del séptimo arte así como la infalible legión de fans que se agolpa como cada año a la entrada al palacio de congresos donostiarra para ver a las estrellas del celuloide.

La fiesta arrancó minutos antes de la gala. Lo hizo, como no podía ser de otra manera, en la alfombra roja. Rostros muy conocidos de la gran pantalla y también de la televisión, entre ellos las actrices Úrsula Corberó y María León -esta última lucía un espectacular escote que no dejó indiferente-, la directora Isabel Coixet o el modelo Jon Kortajarena. Ellos acapararon el mayor número de flashes y de gritos de los allí presentes mientras posaban en el 'photocall'. Al filo de las nueve y con el sonido del timbre que avisaba de que la gala iba a empezar, apareció el equipo de la película 'Inmersión' que inaugura esta edición del Zinemaldia. Y entre ellos se encontraba la gran protagonista de la jornada, la oscarizada actriz sueca Alicia Vikander.

La ceremonia inaugural arrancó con puntualidad británica y en esta ocasión fue presentada por la actriz y directora Leticia Dolera y Ane Igartiburu. Fue una gala con una escenografía muy sobria en la que el mayor protagonista fue un juego de proyecciones sobre el fondo del escenario, y en el que, además de la imagen de esta edición del Festival, se reflejaban distintos motivos cinematográficos y los vídeos que presentaban cada una de las secciones de esta edición.

Por su parte, entre el público que abarrotaba el auditorio, se encontraban responsables institucionales como el ministro de Cultura, Iñigo Méndez de Vigo; el lehendakari, Iñigo Urkullu; los consejeros de Cultura y Educación, Bingen Zupiria y Cristina Uriarte; el diputado general, Markel Olano, acompañado de varios miembros del gobierno foral y el alcalde donostiarra, Eneko Goia, también estuvieron presentes.

Otro Fipresci para Kaurismäki

La primera de las intervenciones de la noche, al margen de las presentadoras, corrió a cargo de Cayetana Guillén Cuervo, que durante los últimos años ha sido un rostro habitual en la presentación de este acto. La actriz y presentadora dio paso al Gran Premio Fipresci a la mejor película del año -votada por los miembros de la Federación Internacional de Críticos de Cine- y que cayó por segunda vez en manos del finlandés Aki Kaurismäki por su película 'The Other Side of Hope' (El otro lado de la esperanza). Kaurismäki se mostró «agradecido y honrado» y aseguró que su cinta, sobre un joven que huye de Siria, está dirigida para aquellos «que amen el cine» e hizo un alegato a favor de la acogida de refugiados por los países europeos.

A ella le siguieron otros importantes rostros del mundo del cine como el sueco Ruben Östlund, ganador de la Palma de Oro en Cannes con el filme 'The square' -que se proyecta en Perlas- y que se encargó de presentar la sección Zabaltegi-Tabakalera. O la joven Carla Simón, directora de Estiu 1993 (Verano 1993), película catalana seleccionada por la Academia del Cine para representar a España en los Oscar, presentó el premio TVE Otra Mirada. La presentación del 'menú' del Festival se completó con las secciones Perlas, Horizontes Latinos, Nuevos Directores y la retrospectiva de este año dedicada al nortemericano Joseph Losey.

«Encantado de volver»

El plato fuerte de la velada llegó , como siempre, al final de la gala. Primero con la presentación de los miembros que componen el jurado de la Sección Oficial, presidido este año por el actor y director John Malkovich. «Creo que hablo en nombre de todo el jurado si digo que estamos encantados de estar aquí. Me siento feliz de regresar a un festival que me gusta enormemente y al que he podido asistir en muchas ocasiones», señaló.

El broche final lo pusieron los miembros de la película que inauguró esta 65 edición: 'Inmersión'. Sólo tomó la palabra el director del filme, el alemán Wim Wenders quien señaló, al igual que Malkovich, «que es un gran placer estar de vuelta en San Sebastián». Asimismo prometió que con su película el espectador viajará «a lugares donde no ha estado». Y en definitiva, eso es lo que harán las 213 historias que componen esta nueva edición de la fiesta del cine donostiarra y que sólo acaba de empezar.

Más

Fotos

Vídeos