Diario Vasco

«Voy a proponer un plan al consejo de administración para la promoción internacional del festival»

A tenor de sus declaraciones, con esta edición cierra un ciclo y el próximo año se abre otro.

Sí, es verdad. El ciclo lo cerramos el año pasado y éste era de transición, lo que pasa es que nos ha salido un poquito raro, así que vamos a decir que se ha terminado en esta edición, que queda mejor. Cuando llegué a la dirección, me empeñé en que el Festival funcionara como un empresa privada, de lo mejor de la empresa privada en concreto, no olvidemos que desde lo público tenemos unas funciones y unos objetivos. Me refiero a nivel organizativo: funcionar con objetivos, rendir cuentas... Hicimos un plan a cuatro años, con muchos temas a tratar. Por ejemplo, reforzar con algunos grandes festivales la colaboración que ya manteníamos con muchos pequeños. De ahí surgió el Culinary Cinema en colaboración con Berlín y el Foro de Coproducción, con Ventana Sur y el mercado de Cannes. Pero había un tema troncal: el de la industria. Éramos conscientes de que San Sebastián se situaba bien o nos íbamos al garete. Hemos conseguido en seis años pasar de unos 600 acreditados en industria a más de 1.500.

El plan cuatrianual que ha anunciado que presentará ante el consejo de administración del Zinemaldia, ¿a dónde apunta?

Vamos a proponer algo para la promoción del festival. Hemos consolidado un certamen muy potente, la gente se va alucinada, estamos trabajando territorios que teníamos casi vedados, como Asia. Sospecho que la gente que no conoce el Zinemaldi cree que es un festival más pequeño. Entonces, vamos a trabajar una serie de líneas de promoción que adelantaremos más adelante, incluso con la creación de una nueva actividad bastante gorda que tendrá lugar durante el propio festival.

¿En 2017?

Probablemente, en 2018 por cuestiones de financiación. El objetivo del próximo año es poner en marcha Glocal in Progress, esa especie de Cine en Construcción para países con lenguas no hegemónicas.

¿Con qué imagen se queda de esta 64 edición?

Sin lugar a dudas, la de Sigourney Weaver.