Diario Vasco

El mucho cine que aun podemos ver

Cristi Puiu
Cristi Puiu
  • Acaso alguien tenga la sensación de que al ser hoy la última jornada del Zinemaldia 64 habrá pocas películas que ver. Equivocación. El celuloide sigue rampante y arrollador en todas las salas dedicadas al muy noble y muy salvaje arte cinematográfico

Acaso alguien tenga la sensación de que al ser hoy la última jornada del Zinemaldia 64 habrá pocas películas que ver. Equivocación. Tremenda equivocación. El celuloide sigue rampante y arrollador en todas las salas dedicadas al muy noble y muy salvaje arte cinematográfico. Más allá de las proyecciones especiales en el K2 y en el Principal de los títulos que habrán conquistado ya el premio Irizar del cine vasco, el Kutxabank de Nuevos Realizadores, el Eroski de la Juventud (¡gloria y honor a ‘Bar Bahar’!), el Tabakalera a alguna de las películas de Zabaltegi y el del Público (¿por qué se lo habremos dado a Loach?), aun se pueden ver desafíos como esa ‘Sierra Nevada’ de Cristi Puiu, uno de los más irreverentes cineastas rumanos de este siglo. Todavía en pantalla un titulazo de Jacques Becker, ‘Le trou’ (‘La evasión’), celuloide viejo que corta con navaja eterna. Aun se presenta a la consideración del público ese pedazo de documental que es ‘Pelota II’ y hasta pueden ver, lejos ya de su muy fragoroso estreno del Velódromo esa maravilla titulada ‘The Fourth Phase’, elegía y oda al hielo, la nieve, el agua congelada, las montañas heladas y a un snowboarder sin rival: Travis Rice. Con todos nosotros en el Príncipe la (pen)última revolución tecnológica en la filmación de lo imposible.

Último día y casi más películas que en la jornada de inauguración; ‘La larga noche de Francisco Sanctis’ lleva la noche en la cámara y en el alma. ‘El rey del Once’ es un chandrío arrebatador pero punzante, Y en la sección The Act of Killing hoy podríamos recuperar aquella puñalada en el plexo solar y en el cerebro que fue ‘Hunger’ de McQueen.

Nadie dijo que esto, el Zinemaldia, hubiese acabado. Hasta podríamos ir a ver ‘Bugs’, una película –seria- sobre bichos comestibles. Está dentro del ciclo gastronómico del festi. Lo escrito, faltan muchas películas para que el Zinemaldia acabe. Y cuando acabe, hagan lo imposible por ver ‘24º 51’ Latitud Norte’ de Carlos Lenin Treviño, licenciado en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de México. Ha ganado el premio orona al mejor corto del XV Encuentro de Estudiantes de Cine. Y si no lo encontraran en ningún lugar de la red, escuchen por lo menos el canto cardenche con el que cierra los títulos de crédito: ‘Yo ya me voy a morir a los desiertos’…