Diario Vasco
Jean Becker
Jean Becker / AFP

«Mi padre amaba a la gente sencilla y lo trasladaba a sus filmes»

  • 64 zinemaldia

  • Jean Becker presentó la retrospectiva dedicada a su padre Jacques Becker

En el cine clásico suele suceder que muchos directores solo sean recordados una o dos de sus películas, cuando tienen otros grandes filmes que merecen recuperarse. Siguiendo esta teoría, el Zinemaldia ha dedicado este año su retrospectiva clásica al realizador Jacques Becker (1906-1960), responsable de dos de los títulos más importantes del cine francés: 'Casque d'Or' (París, bajos fondos) y 'Le Trou' (La evasión). Y quién mejor que su hijo, para explicar el trabajo de su padre. Jean Becker habló ayer del trabajo de su progenitor durante la presentación del ciclo y del extenso libro, editado junto a la Filmoteca Española, que le acompaña, coordinado por Quim Casas y Ana Cristina Iriarte.

MÁS

Casas comentó que «la obra de Jacques Becker fue corta, solo catorce películas, muchas de ellas no tan conocidas y es importante sacarlas a la luz para que se valoren». Por su parte, Jean Becker comentó que «mi padre tenía una gran personalidad y le gustaba estar con la gente, hablar con ella. Sentía mucha atracción por el pueblo y por la gente sencilla a pesar de sus orígenes burgueses y eso se notaba en sus filmes porque amaba sus personajes. Por eso resultaban tan atractivos». También explicó que su padre se detenía mucho en los detalles «para dar gran veracidad a sus historias».

Jacques Becker se formó en el cine del Frente Popular y su primer trabajo fue como ayudante de dirección de Jean Renoir con quien realizó cinco películas. A pesar de tener como maestro a una figura del cine, Becker supo crear su propio estilo.

Salvado de la quema

Casas recordó que «fue uno de los pocos que se salvó, junto a Renoir, Tati o Bresson de la quema que directores como Truffaut, Rohmer o Godard hicieron de sus antecesores. Estaba de acuerdo con los postulados de la Nouvelle Vague. Decir que es un clásico hipermoderno no es un tópico».

La retrospectiva que se realiza en el Zinemaldia incluye además de sus conocidas 'Casque d'Or' y 'Le Trou', sus otras películas que recorren todos los géneros como el de aventuras -'Alí Babá y los cuarenta ladrones' y 'Las aventuras de Arsenio Lupin'-, el melodrama -Antonie and Antoinette' o la comedia que acaba en drama -'Falbalas'- o el biográfico 'Los amantes de Montparnasse'.