Diario Vasco

Bárbara Lennie protagoniza 'María y los demás': «Me dejo guiar de manera temeraria por mi intuición»

La realizadora Nely Reguera  posa junto a la actriz Barbara Lennie  antes de presentar su película 'María (y los demás)', en el marco de la 64 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián
La realizadora Nely Reguera posa junto a la actriz Barbara Lennie antes de presentar su película 'María (y los demás)', en el marco de la 64 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián / EFE
  • FESTIVAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN 2016

  • Nely Reguera debuta en el largometraje con una cinta sobre las frustraciones e inseguridades de la mujer que llega a la treintena

Un año después de presentar 'Apóstata', de Federico Veiroj, y dos después de protagonizar 'Magical girl', Concha de Oro en 2014, la actriz Bárbara Lennie regresa una vez más al Festival de San Sebastián como estrella de 'María y los demás', el debut en el largometraje de Nely Reguera, en la sección Nuevos Directores.

MÁS

"No tengo criterio racional, ni decálogo de lo que ha de cumplir un proyecto, me dejo guiar mucho, y a veces de una manera temeraria, por mi intuición", ha manifestado la actriz durante una entrevista, en la que ha confesado ser una "kamikaze" que siempre recurre al "instinto".

En esta ocasión, Bárbara Lennie protagoniza la ópera prima de Reguera, centrada en la vida de María, una mujer que ha alcanzado los 30 "desconcertada, a contratiempo, incómoda en su piel, sin poder hacer lo que le gustaría ni asumir las responsabilidades que todo el mundo a su alrededor cree que ya ha asumido".

Bárbara Lennie se siente identificada con este personaje porque aunque "los ideales ya no son los que eran antes" siguen pesando aspectos como la definición de la profesión, tener una pareja estable o hijos, y opina además que la "libertad de escoger oficios más liberales" esconde a su vez la incertidumbre de "cómo sobrevivir". Por ello, admite que en esta película ha visto reflejadas las historias de amigos que intentan "buscar la tranquilidad, su lugar y su voz".

En cuanto al reto de permanecer presente en todas las escenas del filme excepto en un único plano, ha asegurado que no se ha planteado si cabía la posibilidad de salir "mal parada", aunque ha reconocido que "asumir el riesgo de todos los planos es atroz". "Me daba vértigo y me lo sigue dando, pero, ¿Qué hay mejor?", ha dicho.

La frustración de lo perfecto

La directora de 'María y los demás' buscaba para este filme alguien con una dimensión "dura y otra frágil" que pudiera reflejar a una mujer "imperfecta" en la treintena que no ha conseguido lo que su alrededor espera de ella, aunque, tal y como ha señalado Reguera, su intención no ha sido un filme generacional.

"Hemos sido muy afortunados, hemos vivido y nacido en un periodo de paz, hemos tenido de todo, estudiado, y uno siente que ha de conseguirlo todo, y eso no siempre ocurre, sobre todo cuando aparece la frustración por lograr metas que uno incluso no quiere alcanzar, como pareja o hijos", ha dicho.

Reguera cuenta esta historia en un tono relajado y alejado del drama, algo que trabajó mucho desde el guión para dotar a la película de cierto sentido del humor. "La vida sin humor se hace más dura", ha dicho.

La directora ha destacado que muchos directores han tratado a la mujer con "mucha sensibilidad", pero ellas tienen un conocimiento que el hombre no tiene. Eso sí, reconoce que se irrita cuando se piensa que la mujer solo puede hacer cine para mujeres y precisa que en este caso, 'María y los demás' no se limita a hablar de la mujer en los 30, sino que también retrata las relaciones familiares y los sentimientos contradictorios que generan, desde el personaje de Lennie.

Preguntada por la presencia de la mujer en el cine español, ha señalado que en su caso se ha sentido siempre "muy afortunada" y nunca ha sentido rechazo, pero reconoce que en líneas generales es un proceso lento, que se acentúa en puestos como el de ayudante de dirección o en dirección de fotografía.