Diario Vasco

Islandia vuelve al Zinemaldia con 'The Oath', otro drama sórdido y frío

  • FESTIVAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN - ZINEMALDIA

  • El islandés Baltasar Kormákur ha presentado 'Eiderinn The Oath', una película sobre la paternidad pero también, o sobre todo, «sobre las consecuencias de tus actos», en la sección Oficial

El islandés Baltasar Kormákur compite en la sección oficial del Festival de San Sebastián con 'The Oath', una película que él mismo escribe, produce y protagoniza junto a Hera Hilmar; un drama sórdido y frío con el que Islandia, que se alzó el año pasado con la Concha de Oro, vuelve a intentarlo.

El director, conocido por cintas internacionales como 'Contranband' o 'Everest', ha explicado este domingo en una rueda de prensa celebrada en el Kursaal que "The Oath" es una película sobre la paternidad pero también, o sobre todo, "sobre las consecuencias de tus actos".

más

"Para mí es muy importante mostrar cuán violenta puede llegar a ser la vida y cómo te puede destruir en un momento dado, y me gusta hacerlo exactamente al contrario de como se ve en las películas de Hollywood, donde hay un montón de tiros y no hay consecuencias y se van como héroes; aquí -explica- sólo un tiro arruina la vida de todos los implicados".

La película gira en torno a Finnur (Kormákur), un cirujano que vive felizmente con su mujer y su hija pequeña mientras intenta alejar de las drogas a la hija mayor, habida de un matrimonio anterior; en un intento de recuperar la relación con ella, se enfrenta a su novio, Ottar, pero ella está terriblemente enamorada de él y las cosas se precipitan hacia un abismo de violencia.

"Me gustaba ver cómo colapsa la vida de alguien que tiene una vida perfecta y lo arruina todo por una decisión tomada en un momento de su vida. Buscamos un final adecuado porque es un cuento con moraleja, es casi del Antiguo Testamento", afirma Kormákur. "Es un problema -añade- de cuando justificas todo lo que haces porque tiene que ver con tus hijos".

También señala que es un drama, pero contado al estilo o según la "tradición escandinava", ya que les gusta abordar de un modo más entretenido para el público las grandes cuestiones sociales.

El guion, como ya pasó con "Sparrows", la obra ganadora de la Concha de Oro el año pasado, se nutre de la realidad islandesa aunque esta, reconoce Kormákur, "une muchas historias reales". "Uno de mis mejores amigos acabó dándole una escopeta a su hija en una situación de este tipo", indica, como ejemplo.

Muchas muertes por las drogas

En Islandia, asegura, muchos jóvenes están muriendo por culpa de las drogas, sobre todo chicas jóvenes, "chicas perdidas con tatuajes en la cara que están perdidas y que acaban en manos de tipos como este".

Tanto el director, como el coguionista Ólafur Egilsson, que acompañó en la rueda de prensa al director y a los actores principales, se han referido a la "fina línea" por la que deben moverse los padres si no quieren invadir la privacidad de sus hijos; además, "los jóvenes reaccionan de manera muy violenta si les quitas la libertad".

"Si los padres de Romeo y Julieta no hubieran impedido su relación, no habrían muerto", ha añadido Egilsson. Por ello, el mensaje, añade Kormákur, "es también para los padres, no puedes copar las decisiones de nadie.

También hay una queja contra la inacción de la policía: "Era también muy importante que cuando alguien como ella pide la ayuda de la policía no lo consiga.. No quería convertirlos en monstruos, es que no funciona el sistema, es que luchan contra una avalancha con una cucharilla, han perdido", zanja el director.