Diario Vasco

«Vamos a ver las películas con el corazón abierto»

fotogalería

Emma Suárez (i), Cayetana Guillén Cuervo (d) y Mireia Gabilondo han presentado la gala inaugural del Zinemaldia. / EFE

  • FESTIVAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN - ZINEMALDIA

  • La gala inaugural en el Auditorio del Kursaal supuso el pistoletazo de salida de nueve intensos días de cine

La inauguración oficial de la 64 edición del Festival de Cine de San Sebastián en el Auditorio del Kursaal sirvió de presentación de lo que el certamen va a deparar durante nueve días. Fue una reivindicación del séptimo arte que prácticamente concluyó con el grito de «¡viva el cine!» que lanzó la directora francesa Emmanuelle Bercot antes de la proyección de su película ‘La fille de Brest’.

La noche comenzó con el habitual paseo por la alfombra roja, llena de curiosos resguardados bajo paraguas, chubasqueros y capas a quienes la persistente lluvia no desanimó. Los invitados a esta inauguración superion agradecer esta dedicación y muchos posaron junto a los aficionados. Entre ellos destacaba la actriz china Fan Bingbing, vestida con un llamativo traje de noche y un más que trabajado moño.

MÁS

  • José Coronado, Carmen Machi y otros famosos que han llegado hoy al Zinemaldia

  • Desembarco de famosos en Donostia

  • Ethan Hawke se moja por sus fans a su llegada a Donostia

  • La película 'La fille de Brest' abre la competición en el Festival de Cine de San Sebastián

  • El Zinemaldia se engalana

  • ReportajeAsí se prepara el Hotel María Cristina para el Zinemaldia

  • La lluvia fina de estrellas, preludio del 64 Zinemaldia

  • Jesús Torquemada: «No lo debí de hacer mal, he tenido siete directores en el Zinemaldia»

  • Se reparan los carteles del Zinemaldia dañados por la tormenta

  • Programa completo del 64 Zinemaldia

  • El Zinemaldia, en fotos

  • ESPECIAL64 Festival de Cine de San Sebastián

  • 'El hombre de las mil caras', el cine de las cero palabras

  • El Kursaal estrena tecnología 4K de ultra alta definición

  • El machismo español, según Diego Galán

  • «Tenía ante mí, no a enfermos, sino a envenenados»

  • Dos veces triunfó en Locarno; dos visita Donostia

La gala, como el año pasado, fue presentada por Cayetana Guillén Cuervo y Mireia Gabilondo, a las que en esta ocasión se les unió Emma Suárez. En el escenario estuvieron acompañadas figuras con los hombrecillos que pueblan el cartel oficial de este año. También en ellos se inspiró el número de danza encargado de abrir la ceremonia. Tres pantallas servían para proyectar los vídeos en los que se resumían las distintas secciones del Zinemaldia, como –Horizontes Latinos, Zabaltegi-Tabakalera, Cine en Construcción, Perlas– y fragmentos de algunas películas como la alemana ‘Toni Erdmann’, merecedora del Gran Premio Fipresci que se entregó por la noche en el Kursaal.

Premio Fipresci

La directora del filme, Maren Ade, no pudo asistir porque su hijo se había puesto enfermo. En su lugar fueron el actor Peter Simonischek y la productora Janine Jakowski, que leyó un texto escrito por su amiga «desde que íbamos a la escuela». En su misiva Ade comentó «lo feliz que me hace este premio» especialmente porque «me han dicho que soy la primera mujer en recibirlo». Por su parte, Simonischek se apropió de galardón y aunque aseguró que se lo entregaría a la realizadora, ayer lo sentía como suyo: «Es la primera vez que tengo un premio en mis manos».

Entre los ilustres que comparecieron en el escenario del Kursaal se encontraba Bertrand Tavernier, encargado de presentar la retrospectiva dedicada a Jacques Becker, calificado de «clásico consensuado y cineasta de la modernidad».

No es la primera vez que Tavernier acude a la llamada del Zinemaldia, algo que agradeció: «Estar en San Sebastián siempre es formidable. Estoy muy feliz. Lamento no haber conocido a Jacques Becker, aunque estoy seguro de que hubiera sido el hermano mayor que me hubiese gustado tener».

A lo largo de la ceremonia hubo referencias a Donostia 2016 con un amplio repaso a las actividades que se han realizado hasta ahora, haciendo hincapié en el lema de ‘Cultura para convivir’ y con una mención especial a la película ‘Kalebegiak’«la apuesta cinemtográfica más importante de la Capitalidad», que se presentará en el Velódromo de Anoeta el próximo miércoles.

Tampoco faltó un recuerdo para Josetxo Moreno, socio fundador de la exhibidora y distribuidora Golem fallecido hace unos meses y a quien el certamen donostiarra ha dedicado esta edición, y para otro distruibuidor Luis del Val, que murió hace dos semanas.

Los miembros del jurado internacional del Zinemaldia se presentaron a los invitados, encabezados por el realizador danés Bille August. «Ser jurado es algo muy serio, pero también una tarea divertida. No estamos para juzgar ni criticar a las películas sino para premiar los trabajos mejor realizados. Vamos a ver las películas con el corazón abierto y las veremos con el público más entusiasta del mundo, el de San Sebastián. Estamos deseando comenzar a trabajar».

Mujer excepcional

Con mucho entusiasmo presentaron ‘La fille de Brest’ su directora, Emamnuelle Bercot, y su protagonista Sidse Babett Knudsen. La primera afirmó que «estamos muy emocionadas de estar aquí porque nos han dicho que es el festival más simpático del mundo y que el público es excepcional». No sin ironía pidió «perdón por estar aquí» porque también le habían comentado que «soy la primera mujer en inaugurar el Zinemaldia y también porque soy la única directora en toda la Sección Oficial. Pero esta es una película producida principalmente por mujeres, protagonizada por una mujer que cuenta la historia de una mujer fantástica. Por eso hay que gritar: ‘¡Viva las mujeres que hacen cine y viva el Festival de San Sebastián!». A continuación la actriz danesa Babett Knudsen pronunció un peculiar ‘eskerrik asko’.

En el patio de butacas del auditorio se encontraban, entre otros, el lehendakari Iñigo Urkullu, el alcalde Eneko Goia; el ministro de Cultura, Iñigo Méndez de Vigo; el diputado general Markel Olano y el embajador de Estados Unidos, James Costos.