Veinticuatro mujeres artistas ocupan el Museo de Navarra, la Fundacion Oteiza y Huarte

Una obra de Francis Bartolozzi, pionera del arte femenino en España. /
Una obra de Francis Bartolozzi, pionera del arte femenino en España.

La muestra 'Yo la peor de todas' es un diálogo continuo sobre distintas formas de conocimiento y reúne a creadoras de hoy y del reciente pasado

BEGOÑA DEL TESO PAMPLONA/SAN SEBASTIÁN.

Se extenderá hasta comienzos de febrero de 2018 pero fue inaugurada en octubre en tres lugares emblemáticos de la cultura y el arte de Navarra: el propio Museo de Navarra, sito en la placeta sobre la Cuesta de Santo Domingo en el interior de lo que fue el antiguo hospital de Nuestra Señora de la Misericordia, fundado en el siglo XVI; el Centro de Arte Contemporáneo de Huarte, situado en la calle Calvario de la localidad perteneciente a la Merindad de Sangüesa y al partido judicial de Aoiz; la Fundación Museo Jorge Oteiza que, proyectada y soñada por el arquitecto Francisco Sáenz de Oiz, surge a partir de la casa-taller que en Alzuza tuvieron el intenso genio de Orio y su inmensa mujer Itziar Carreño.

'Yo, la peor de todas/Ni denetan okerrena' toma como emblema el título de uno de los poemas más conocidos de Sor Juana Inés de la Cruz, la religiosa mexicana de la Orden de San Jerónimo, considerada una de las autoras más brillantes del Siglo de Oro español.

En sus versos la autora de 'Amor es más laberinto' se cuestiona muchas preguntas: 'En perseguirme, Mundo, ¿qué interesas? ¿En qué te ofendo, cuando sólo intento poner bellezas en mi entendimiento y no mi entendimiento en las bellezas?'

Fueron esos interrogantes mantenidos a lo largo de una obra que nada desmerece de la de Góngora, Quevedo o Calderón los que hicieron a Maite Garbayo, comisaria de esta serie de exposiciones, diálogos, actuaciones y publicaciones que estos días llenan los tres centros de arte de Pamplona y más allá, pensar en reunir a dos decenas de mujeres artistas y proponerles desde talleres de creación de fanzines ('Maloficio' lleva por título el publicado bajo la dirección de Irati Fernández Gabarain que se autodefine como 'dibujante patológica, un poco-bastante asilvestrada') hasta talleres de acción performativa conducidos por la creadora donostiarra, hoy residente en Nueva York, Itziar Okariz. Ella ha dejado bien claro más de una vez que se considera 'ciudadana feminista' porque 'no me gusta definirme como artista feminista porque considero que contextualiza mi trabajo en un margen muy estrecho'. Itziar analizó en Alzuza con un puñado de discípulas y discípulos las mil y una particularidades del lenguaje oral.

Francis y Bracha, ayer y hoy

De todo lo pensado por Sor Juana, los papeles, los escritos, los comentarios audiovisuales de este encuentro de 24 creadoras en tres centros neurálgicos de la cultura en Navarra reproducen fuertemente la controversia que mantuvo con otra preclara religiosa, Sor Filotea de la Cruz a la que comentaba '¿Qué podemos saber las mujeres sino las filosofías de cocina? (...) Y yo suelo decir viendo cómo se fríe un huevo y se forma el almíbar: si Aristóteles hubiera guisado, mucho más hubiera escrito.' Y es al socaire de esas frases que a la cita navarra han acudido polemistas, investigadoras, filósofas, artistas, psicoanalistas, de la talla de Bracha Ettinger, creadora franco israelí que acostumbra a cuestionarse sobre el significado del Arte en Tiempos de Atrocidad y lo más cerca que hasta hoy ha estado de Euskadi y de Navarra fue cuando expuso su proyecto 'Alma Matrix' en la Fundación Tapiès de Barcelona .

En esta muestra navarrense que se extiende de octubre a febrero, Irati, Itziar o Bracha pueden ser consideradas el presente mientras que el futuro más próximo lo representan filmadoras como Irati Gorostidi Agirretxe cuya obra, a ratos melancólica, a ratos agresiva, 'Pasaia bitartean' fue programada por el Anthology Film Archives de Nueva York y su siguiente trabajo, 'Euritan' está dentro del catálogo de la selección de Kimuak 2017. Hay un nombre que brilla con luz propia y podría representar el pasado fastuoso de la creación con nombre de mujer: Francis Bartolozzi. Nacida en Madrid en 1906 y muerta en Pamplona en 2004, los archivos del Museo de Navarra, custodio de su obra, proclaman que aparte de nieta, hija, esposa, madre y abuela de artistas, ella misma fue una de las pioneras en el panorama artístico español en femenino y la sitúan al nivel de otras a la que hoy se ha empezado a reconocer y homenajear tal que Maruja Mallo, Remedios Varó o Delhy Tejero. 'Yo, la peor de todas' ha puesto su obra a dialogar con la de un puñado de esas 24 artistas emergentes del XXI.

Actividades, proyecciones y talleres continúan. Del 27 al 29 se reflexionará, por ejemplo sobre las 'Herramientas de investigación dentro y fuera del arte'. Empezó en octubre. Por un poema de una religiosa del XVII. Sor Juana Inés de la Cruz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos