«En televisión lo normal es fracasar»

Daniel Écija da instrucciones al actor Javier Gutiérrez durante el rodaje de ‘Estoy vivo’./RTVE
Daniel Écija da instrucciones al actor Javier Gutiérrez durante el rodaje de ‘Estoy vivo’. / RTVE

El productor Daniel Écija triunfa en TVE con la serie de ciencia ficción ‘Estoy vivo’, fruto de su pasión por los cómics de Marvel. «Quería que la ficción tuviera algo de magia»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Si hay alguien que ha vivido en primera persona la transformación de la industria televisiva de nuestro país en los últimos veinte años, ese es Daniel Écija (Wittenoom, Australia, 1963). Él ha sido el responsable de las series que más se han visto en España desde los 90 y que también han triunfado en Europa: ‘Los Serrano’, ‘Periodistas’, ‘Médico de familia’, ‘Un paso adelante’, ‘Los hombres de Paco’, ‘7 vidas’, ‘Aída’... Su logro más reciente ha sido convertir a ‘Estoy vivo’, una producción de ciencia ficción protagonizada por Javier Gutiérrez y Alejo Saura, en la reina de la noche de los jueves. Todo en el contexto de una TVE que venía de coleccionar sonoros fracasos (‘La pelu’, ‘Al final del camino’…). Además, también prepara ‘El Accidente’, un ‘thriller’ que se estrenará «próximamente» en Telecinco.

Pero Écija sabía que tenía buenas cartas. Cuando los periodistas le preguntábamos este verano con cierto escepticismo si una serie de género fantástico iba a poder recuperar al gran público para la cadena, él zanjaba el debate con una frase premonitoria: «‘Estoy vivo’ va a ser el golpe en la mesa de TVE». Y así ha sucedido, además frente a rivales duros como ‘Gran Hermano’ (Telecinco) o ‘La Casa de Papel’ (Antena 3). Proyectos de mucha envergadura que se han visto ensombrecidos por este ‘thriller’ policíaco con tintes sobrenaturales y un toque de humor.

«Estar en ‘prime time’ con solvencia es complicado, sobre todo con esta competencia. Si te digo la verdad no esperaba tanto éxito; en televisión es más habitual que te vaya mal a que te vaya bien, pero teníamos una ilusión tremenda en este proyecto, sabíamos que estábamos tocando un material que tenía características que podían conectar con el gran público», explica el productor a este periódico, durante un parón en la lectura de guiones del que será el capítulo final de la primera temporada de la serie.

– No había muchos precedentes de ciencia ficción en ‘prime time’.

– Claro, pero eso no lo pensé. Yo quería hacer una serie que tuviera algo de magia, que los personajes transitaran por sitios poco comunes. Quería narrar la vida de unos individuos normales que se encontraran en una situación extraordinaria. Esta es una serie diferente, tiene un universo con mucha personalidad, muy arriesgado. La novedad de encontrarte con algo así suma, junto a su estética y al reparto extraordinario que tenemos, con un Javier Gutiérrez en estado de gracia. Además, hemos contado con la complicidad de TVE, que se atrevió a emitirla.

La trama arranca cuando Andrés Vargas, un inspector de policía interpretado por Roberto Álamo, muere persiguiendo al 'Carnicero de Medianoche', un asesino en serie que ya ha matado a cinco mujeres. Lo paranormal hace aparición cuando Vargas regresa cinco años después, usando para ello el cuerpo de otro agente, Manuel Márquez (Javier Gutiérrez).

Una fusión entre un barrio típicamente ibérico y los superhéroes que tiene su origen en los veranos que pasaba leyendo cómics con pasión. «Yo era un absoluto consumidor de Marvel a principios de los 70, y la serie tiene mucho de eso, de aquél chiquillo que compraba cómics a dos pesetas en Vallecas. Así pasaba yo lo veranos, porque mi familia no podía permitirse ir de vacaciones. Me sirvió para darle vuelo a mi imaginación. Mi personaje favorito era Peter Parker, Spiderman. Toda esa mezcla me llevó hace un año a escribir las primeras líneas de esta serie», recuerda el productor.

Proyección internacional

Esos tintes culturales tan internacionales y a la vez tan patrios han abierto las puertas de ‘Estoy vivo’ a su compra por parte del servicio bajo demanda de Amazon, que ya la publicita como uno de sus principales reclamos para clientes de todo el mundo. «A estos grandes operadores tenemos que mostrarles nuestras series, luchar con ellos con sus mismas armas, aunque nosotros lo hagamos de forma más modesta. Pero no creo que ‘Estoy vivo’ sea solo rentable en audiencia; también es rentable en calidad, sobre todo para una cadena como TVE, donde hay que estar, en mi opinión, con un producto prestigioso y respetuoso con la televisión pública, que es la que pagamos todos», señala.

– ¿Qué es lo que le falta a la ficción española para explotar definitivamente?

– Desgraciadamente, producimos en español, algo lógico porque es nuestro idioma, pero eso nos resta la ventaja de producir en inglés. No solo lideraríamos el ‘prime time’ nacional, también el europeo. Tenemos que estar orgullosos de lo que hemos creado, hay un tejido humano en este país que es formidable.

– ¿Qué opina del metraje, los famosos 50 minutos?

– A día de hoy, hacer series de 50 ó 60 minutos es la única forma de estar en el mundo, en un mercado tan globalizado. Es como construir vehículos que luego no quepan en los parkings. Habría que hacer una llamada a los estamentos que lo dirigen para normalizar esto.

Fotos

Vídeos