¿Qué va a pasar en Juego de Tronos?

El inminente estreno de la séptima temporada dispara las hipótesis entre los fans de la aclamada serie. Analizamos las claves de lo que está por venir

Jon Nieve, a caballo y bajo la nieve
Jon Nieve, a caballo y bajo la nieve / HBO
Ion M. Taus
ION M. TAUS

La espera se ha hecho más larga que nunca, pero el esperado momento finalmente está aquí. Este domingo se estrena (madrugada del lunes en España) la séptima temporada de Juego de Tronos y todos los fans esperan ansiosos el momento de ver cómo continúa la historia televisiva más atrayente de los últimos tiempos.

Ha pasado más de un año desde el final de la pasada temporada, por lo que los seguidores de la serie han tenido tiempo de sobra para especular, intentar encontrar pistas en las imágenes de los rodajes, analizar con minuciosidad los trailers...todo vale para imaginar qué va a ocurrir en estos próximos siete episodios, y de paso, hacer más amena la espera.

Con el estreno tan cerca, sería una buena idea recordar dónde quedaron los personajes con mayor protagonismo de Juego de Tronos al final de la pasada temporada, y por qué no, jugar un poco a los ‘futurólogos’ e intentar predecir que va a pasar en esto nuevos episodios, o al menos, aproximarnos a lo que está por llegar. A partir de aquí entraremos en terreno resbaladizo, porque aunque no haya spoilers como tal, sí que habrá especulaciones basadas en lo conocido en los rodajes, que pueden, o no, destripar parte de la trama.

Comencemos con los Stark, en concreto, con Jon Nieve. El nuevo Rey en el Norte finalizó la sexta temporada con la gran victoria en Invernalia en la Batalla de los Bastardos y su proclamación por parte de los señores norteños. Además, conocimos que Jon es hijo de Lyana, la hermana de Ned Stark, aunque él no lo sabe. En estos nuevos episodios, va a tener varios frentes abiertos. Por un lado, y el más importante, la amenaza de los Caminantes Blancos, con los que en algún momento de la temporada entrará en batalla más allá del Muro. Por otra parte, visto como terminó la cosa, probablemente se generarán las primeras tiranteces entre Jon y Sansa por la forma de gobierno de Invernalia. Además, por lo visto en el rodaje de Zumaia, sabemos que se encontrará con Daenerys en Rocadragón, donde intentará convencer a la Madre de Dragones de que la guerra más importante que se aproxima es contra los Otros, y no la del Trono de Hierro. No sabemos si conseguirá su objetivo, pero los rumores que si suenan con mucha fuerza es que puede haber un romance entre ellos.

Sansa, junto a Meñique / HBO

Sansa, por su parte, fue clave en la victoria de Invernalia al hacer que Meñique y su ejercito del Valle llegase a socorrer a las tropas de Jon Nieve, pero luego vio como los norteños nombraban a su hermano bastardo (ahora sabemos que realmente es su primo) Rey en el Norte. Probablemente, Meñique intentará influir en ella para ponerla en contra de Jon y ampliar su cuota de poder a través de ella, pero Sansa hace tiempo que dejó de ser un peón en el Juego de Tronos, es ya una jugadora, por lo que es probable que se rebelé contra su mentor, que puede tener los días contados. En cuanto a Arya, la dejamos después de su regreso a Poniente, donde tachó de su lista a Walder Frey. Durante esta temporada probablemente amplíe el número de enemigos asesinados y en algún momento se reencuentre con alguno de sus hermanos, a quienes no ha visto desde la primera temporada. Por último, Bran, que llegaba al Muro al final de la sexta temporada, puede jugar un papel fundamental en el futuro de Poniente. Con sus poderes de ‘verdevidente’, puede ser clave en el devenir de las guerras que se avecinan gracias su poder para ver el pasado e incluso de influir en él. Sin embargo, su primer objetivo será llegar a Invernalia y alertar al resto de los Starks del ejercito zombie que se acerca.

Cersei y Jaime / HBO

En cuanto a los Lannister, Cersei es la nueva reina de Poniente, y Jaime encontraba a su regreso a Desembarco del Rey que su querida hermana había destruido media ciudad, asesinando a cientos o miles de personas y provocando la muerte del rey Tommen, el único hijo en común que les quedaba vivo. Cersei gobierna pero se encuentra muy sola, por lo que necesita urgentemente aliados para su causa, ya que tiene que hacer frente a la amenaza de Daenerys, su poderoso ejercito y sus dragones. Es posible que encuentre apoyo en Euron Greyjoy, el tío de Theon y Yara. Jaime, por su parte, probablemente se debatirá entre el amor hacia su hermana y el pensamiento de que Cersei, quemando la ciudad con fuego valyrio, ha hecho lo mismo que pretendia perpetrar el Rey Loco cuando el lo asesinó. En cuanto a Tyrion, en su papel de Mano de Daenerys, su papel será aconsejar a ésta en cómo actuar, aunque el enano puede tener su papel protagonista al margen de la aspirante al trono.

Daenerys, ya con atuendo Targaryen, de negro y rojo / HBO

Por último, en la última escena de la pasada temporada de Juego de Tronos, dejamos a Daenerys navegando al mando de su inmenso ejercito rumbo a Poniente, con el objetivo de recuperar el Trono de Hierro para los Targaryen. Sabemos que se asentará en Rocadragón, y se encontrará en la disyuntiva de iniciar una guerra de conquista o girar la vista al norte hacia la amenaza de los Caminantes Blancos. Probablemente, en un principio, pese a ser advertida, ignorará el problema de los Otros y seguirá con sus planes para proclamarse reina, pero en algún momento algo ocurrirá que la impulse a prestar su ayuda en el Norte.

Pase lo que pase, y sin importar quién se implique en la guerra contra los Caminantes Blancos, va llegando el momento en el que el Muro caiga, y esto puede ser unos de los momentos cumbre de la temporada. Y es que ya lo dijo George R.R. Martin, autor de las novelas: “¿Para qué meter un muro de 200 metros en la historia si no tienes intención de derribarlo?”.

Fotos

Vídeos