Lo paranormal entró al salón

La pareja protagonista de la serie, David Duchovny y Gillian Anderson. / R. C.

Mulder y Scully debían resolver casos relacionados con el más allá. Los agentes del FBI nos convencieron de que la verdad estaba ahí fuera y de que un montón de criaturas extrañas merodeaban a nuestro alrededor

MIKEL LABASTIDA

A Chris Carter le había tocado lidiar como guionista con series cómicas menores como 'A Brand New Life' o 'Rags to riches'. Por ello, cuando en la Fox le propusieron desarrollar posibles títulos, se le ocurrió proponer uno basándose en un informe en el que se aseguraba que 3,7 millones de estadounidenses podrían haber sido abducidos por extraterrestres. Así surgió 'Expediente X', en torno a un departamento del FBI que se encargaba de investigar sucesos paranormales.

Para darle fuste a su idea, tomó como referentes títulos como 'Dimensión desconocida' e incluso 'Twin Peaks', aunque la que realmente más le influyó fue 'Kolchak, the Night Stalker', una producción de los años setenta sobre un reportero que investiga casos que tienen que ver con figuras y elementos sobrenaturales. Aquella producción apenas tuvo repercusión (duró una temporada de 20 capítulos), pero sirvió para otorgar ideas a Carter. Quién le iba a decir a él que, años después, sería su serie la que proporcionara ideas e inspiración a otros muchos.

Porque 'Expediente X' ha sido un emblema de la ficción de los años noventa. Junto a 'Twin Peaks', es el título más representativo de esa década, pero se cuela como una de las mejores series del siglo XXI porque terminó en 2002 (después aún se rodaron dos películas temáticas). Aunque, curiosamente, resucitó el año pasado con seis capítulos inéditos y ya se preparan otros nuevos. Los remember, remakes y reposiciones están de moda en un mercado seriéfilo que cada vez necesita abastecer a más consumidores, cadenas y plataformas.

La producción terminó en 2002, tuvo dos películas después y resucitó en 2017. Entre los elementos más llamativos estaban los monstruos de la semana

Hay 'Expediente X' en 'Perdidos'. Y en 'Fringe', por supuesto. Y en 'La hora 11' o en 'Zona peligrosa'. Pero también en otras muchas que no tenían nada que ver con lo misterioso ni lo fantástico. Por ejemplo, en todas esas que vinieron después y que contaban con una pareja protagonista que compartían labores y mantenían una tensión sexual no resuelta.

Sus protagonistas

Posiblemente uno de los grandes aciertos de este mítico título fueron sus dos actores principales. David Duchovny dio vida al mítico Mulder, personaje reservado y taciturno con un halo de misterio a su alrededor que jamás perdió. El actor contaba con una breve carrera en la que, sin embargo, había podido disfrutar de algún que otro papel interesante, como el del periodista del filme 'Kalifornia' que comparte viaje con un asesino en libertad condicional, o el de Denise Bryson en 'Twin Peaks', una agente travesti del FBI, que también ha regresado al popular pueblo en los episodios rodados 26 años después. 'Expediente X' puso en órbita a este intérprete, que ganó el Globo de Oro gracias al rol de agente obsesionado por la abducción de su hermana pequeña.

Mucho más descreída era su compañera, Scully, que sacó adelante una actriz que la cadena Fox no quería en el elenco porque no la consideraban suficientemente atractiva. No la miraban con buenos ojos, desde luego, porque Gillian Anderson ha sorprendido después por la enorme sensualidad que imprime en sus interpretaciones. En 'Expediente X' era diferente, eso sí. Debía encarnar a una profesional seria, algo fría, capaz de enfrentarse a cualquier situación fuera de lo normal sin inmutarse. Consiguió el Globo de Oro, el Emmy y casi todos los galardones que se le pusieron por delante.

Ambos lograron una química genial y, a pesar de los rumores que señalaban que no mantenían una buena relación entre sí, en la pantalla se entendían a la perfección. Los dos aceptaron reunirse en 2016 para grabar tramas inéditas, con las mismas condiciones salariales, por descontado. Anderson es una firme defensora de la igualdad laboral de las mujeres en cine y televisión. A ella la hemos visto después en títulos como 'The Fall' o 'Hannibal' o en el teatro dando vida a personajes célebres como Blanche DuBois. Duchovny volvió a triunfar en la tele con 'Californication'.

Vista desde la distancia, 'Expediente X' gana por lo revolucionaria que resultó. Además de por la riqueza de sus guiones (con los que conseguía hacer creíble casi cualquier argumento), sorprendió por el riesgo en la estructura. Famosos eran sus 'monstruos de la semana', aquellas criaturas que centraban los episodios autoconclusivos. Estos se alternaban con otros cuyo arco era más amplio y podían alargarse durante periodos largos, alimentando lo que se denominó «mitología de 'X-Files'».

A través de ellos conocimos a los Pistoleros Solitarios, tratamos con El Sindicato, nos topamos con El Fumador, descubrimos a la compañía de biotecnología Roush y supimos que la verdad estaba ahí fuera. O eso se esforzaron por hacernos creer.

Fotos

Vídeos