Merlí, el profesor más transgresor de la pequeña pantalla

Merlí, rodeado de sus alumnos, en una imagen promocional. /
Merlí, rodeado de sus alumnos, en una imagen promocional.

La serie catalana ambientada en un instituto de secundaria es una obra madura y recomendable para todos los públicos

Mikel Madinabeitia
MIKEL MADINABEITIA

Es la serie que me hubiera gustado ver con 15 años. La serie que siempre ha demandado el mundo de la educación. Con un tono políticamente incorrecto que se echaba en falta, Merlí, el profesor más incisivo y transgresor de la pequeña pantalla, es una obra que suelo recomendar a la gente más cercana. 'Merlí' es una serie adolescente pero, sobre todo, muy madura. Transmite valores, invita a pensar y produce emociones. Se dirige a un abanico muy amplio de espectadores y en los últimos meses ha saltado de su tierra natal (TV3, Cataluña) para aterrizar en otros lares (ETB, La Sexta...).

Con independencia de la edad que se tenga, se sea alumno o docente, cada uno podrá apreciar en la serie pequeños destellos de verdad, escenas que ha vivido, dudas que ha experimentado y reflexiones que en algún momento hicimos pero que no nos atrevimos a verbalizar. En definitiva, 'Merlí', por su riqueza artística y su vocación ciudadana, es el modelo de ficción que debería promover la televisión de nuestros días.

Merlí, un personaje redondo y muy complejo, habla y actúa sin filtro alguno, y eso produce un gran malestar en el instituto donde trabaja. Los profesores se sienten incómodos ante sus originales métodos pedagógicos, mientras que su descaro y sinceridad potencia una sorprendente catarsis en cada uno de sus alumnos. La serie hace confluir la evolución académica y anímica de todos los personajes con el temario de Filosofía que el protagonista explica en sus clases, un punto de vista que enriquece su premisa juvenil. En consonancia con esa idea, los títulos de sus episodios coinciden con los nombres de distintos filósofos, demostrando que la verdadera enseñanza educa por y para la vida, partiendo de referentes reales y dispuesta a transformar el devenir de sus protagonistas. Puede parecer un discurso muy poético, una carambola narrativa cargada de idealismo, pero en un momento de zozobra como el que nos ha tocado vivir una serie como 'Merlí' invita al debate y abre los ojos. Nos despierta.

Naturalidad ante todo

Pero ahí no terminan sus virtudes. Pocas veces podemos encontrar un reparto de actores jóvenes tan brillante, con una solvencia y naturalidad apabullante. La ironía de las 'merlinadas' del magistral Francesc Orella apuesta por un humor inteligente muy loable. La serie contiene uno de los discursos más acertados sobre el despertar de la sexualidad y de la homosexualidad, sin ñoñeces ni eufemismos: estoy seguro que la sensibilidad con la que trata estas cuestiones tenderá puentes entre padres e hijos. Y, además, pocas veces el lenguaje de una serie con personajes que estudian bachillerato resulta tan auténtico. En este sentido, el catalán que hablan sus protagonistas es actual, vivo y creíble, muy lejos de las muletillas prefabricadas que solemos escuchar en la pequeña y la gran pantalla actual.

Pol y Merlí, en una de sus clásicas discusiones sobre la vida.
Pol y Merlí, en una de sus clásicas discusiones sobre la vida.

A la vera de Merlí, en una relación de maestro y mentor como si fueran Sócrates y Platón, brilla con luz propia la figura de Pol (Carlos Cuevas), al que habrán visto en las últimas temporadas de 'Cuéntame'. Interpreta al clásico ligón de colegio al que iremos viéndole las aristas. Una vida de fábula en la calle en contraste con los dramas cotidianos en casa. El choque perfecto para vivir en una permanente montaña rusa. Y aunque cada personaje tiene su historia, éste se lleva la palma.

Para redondear la nota, sólo le hubiera faltado tocar dos temas: profundizar en el encaje de los nuevos alumnos de padres inmigrantes y en los efectos que producen en el día a día los recortes en Educación. No importó. Ha terminado la serie y en casa terminamos aplaudiendo. Gracias por todo, 'Merlí'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos