El Hormiguero da un premio de 3.000 euros al conductor de un BMW y las redes estallan

El premiado junto a Pablo Motos y los invitados.

El primer vehículo que pasó por la calle Alcalá fue un BMW descapotable conducido por un instructor de pádel

DV

La polémica estalló ayer en las redes sociales tras el programa de Pablo Motos. El Hormiguero entregó ayer un premio de 3.000 euros como parte de un concurso promocional. Hasta ahí todo normal, pero las críticas llegaron porque el afortunado de este cheque fue Joaquín, un instructor de padel que pasaba por la calle Alcalá conduciendo su descapotable.

En la parte final del programa, Pablo Motos anunció junto a los invitados, Daniel Guzmán, Miren Ibaguren y María de Castro, que alguien iba a conseguir 3.000 euros. El juego consistía en que los cuatro saldrían a la calle, paraban un coche e invitaban a un conductor a que entrara en el plató y leyera una frase en el teleprompter. Salieron a la calle Alcalá en busca del afortunado. María de Castro y Daniel Guzman intentaron parar un Peugeot pero Pablo les frenó por temor a que les atropellasen. El presentador insistía en que tenían que parar un coche al lado de la acerca y de repente, se acercó un BMW descapotable biplaza. Lo primero que dijo María de Castro al verlo fue «joder este lleva un BMW y no le hace falta».

Y a partir de ahí las críticas en las redes sociales se sucedieron y los espectadores mostraron su cabreo e indignación. Y la gota que colmó el vaso: el ganador fue Joaquín, un profesor de pádel y maestro de Chamartín. Tras conseguir el premio, el afortunado se mostró casi indiferente. "Qué suerte has tenido", le dijeron los invitados, a lo que él respondió: "es que vivo aquí atrás".

Fotos

Vídeos