«El físico es importante para mí»

«El físico es importante para mí»

Yulia Demoss es la camarera rusa del 'date show' de Cuatro 'First Dates'. Ella será la primera trabajadora del programa que se atreva con una cita en la emisión número 500 del formato

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

El restaurante de 'First Dates' (Cuatro, lunes a sábado, a partir de las 21.30 horas) cumple 500 veladas románticas. Desde su estreno, en abril de 2016, el programa conducido por Carlos Sobera se ha convertido en uno de los fenómenos televisivos del año. Para celebrarlo, la camarera Yulia Demoss (Moscú, 32 años), que además es actriz y habla cuatro idiomas, dará mañana una sorpresa a sus compañeros presentándose inesperadamente en el plató para protagonizar una citas a ciegas.

- Va a ser la primera trabajadora del programa en tener una cita...

- Cuando la grabamos estaba muy nerviosa, mucho más de lo que pensaba. Como soy de la casa, creía que iba a ser algo tranquilo, pero cuando te quitas el uniforme y pasas al otro lado..., no paraba de pensar en lo que quería decir, lo que quería transmitir. Me costaba atender a la conversación porque quería tenerlo todo controlado. Me dio mucho respeto y ahora siento más empatía con las personas que vienen a tener su cita, les entiendo perfectamente.

- ¿Cómo reaccionaron sus compañeros?

- Quería darle una sorpresa, llegar y ver cómo reaccionaban. Pero cuando aparecí tenían todos cara de póker (risas), igual que el día que les sorprendí saliendo a cantar.

- ¿En qué se fija usted cuando mantiene una cita?

- Para mí el aspecto físico es importante, creo que las personas que dicen lo contrario no son sinceras. El físico te atrae y lo de dentro te enamora, como dice el refrán. Además del físico, me gusta que el chico cuide su vestimenta, que vaya acorde con la situación. Si estamos de cañas, que vaya 'tirado', pero a un restaurante, vestido elegante. Pero en mi vida he conocido chicos guapísimos con los que no tenía nada en común y no me han atraído, y al contrario, me he enamorado de chicos que no me resultaron atractivos al principio.

- ¿Qué es lo peor que puede pasar?

- Aquí hemos visto de todo, como en la vida real. Si de repente te faltan al respeto, yo me levantaría inmediatamente de la silla, aunque hay personas que, por educación, aguantan. Eso es lo peor que te puede pasar. También si la persona no te ha gustado demasiado y el otro da por hecho que tú quieres tener una segunda cita se produce una situación incómoda.

- ¿Cómo les consuelan?

- Es muy complicado; tenemos que ser un poco psicólogos para levantarles el ánimo. Les decimos que no pasa nada, que ya les invitaremos otra vez. Si algo no ha salido bien siempre hay más oportunidades en la vida y personas en el mundo. Sobre todo, les damos abrazos; nos gusta mucho el calor humano en 'First Dates'.

- ¿Cuál ha sido su cita favorita?

- Hace poco tuvimos una segunda cita de una pareja que se había conocido en el programa, incluso ambos han sido padres. El chico tuvo el valor de proponerle matrimonio delante de nuestra audiencia y yo me emocioné mucho porque la chica no se lo esperaba. Ya sé que es muy cursi, pero fue muy bonito.

- Seguro que ya han estado en alguna boda 'First Dates'...

- Sí, la última fue de otra pareja que también tuvieron un bebé gracias al programa. Yo no pude ir, pero mis compañeros se lo pasaron genial. En general, tenemos muy buen rollo entre nosotros, solemos quedar a cenar fuera de plató. Todo lo que veis en la tele es cierto, no es un teatrillo.

«No paro de ir a castings»

- ¿Es buen jefe Carlos Sobera?

- Es un tipo estupendo, uno de los mejores jefes que he tenido en mi vida. Creo que cuando sea mayor quiero ser como él (risas). He aprendido mucho de su carisma, de cómo trata a las personas, con su naturalidad. Es un profesional.

- ¿Le gustaría continuar su carrera en alguna serie?

- Aunque esté en este programa, no paro de ir a castings porque siempre me ha gustado el cine. Es la primera vez que trabajo en televisión, si bien he grabado algún piloto que no ha salido a la luz. Estoy en ello, me encantaría.

- Su debut en la televisión española fue en 'Cuarto Milenio'.

- ¡Sí! En la recreación de una de sus historias tuve que interpretar a una princesa noruega. Fue muy gracioso porque el papel no tenía nada que ver conmigo. Lo malo es que cuando se lo enseñé a mi madre no le hizo nada de gracia, me vio rarísima y me pidió que no le volviera a mandar ningún vídeo así.

- ¿Echa de menos a su familia?

- Todos están en Rusia, aquí solo tengo a mis amigos. Es un poquito triste porque me habría encantado llevarles al restaurante y que me vieran. Pero esa ha sido mi elección. Ahora toca pasar las navidades en Moscú. Siempre intento estar con ellos en las fechas importantes, pase lo que pase, cueste lo que cueste el billete.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos