España, cuarta potencia mundial en series

La esperada boda entre los personajes que interpretaban Miguel Ángel Silvestre y Paula Echevarría puso el broche de oro a la serie 'Velvet'. / R. C.

Ocupa además el segundo puesto europeo en ficciones exportadas al extranjero gracias a las cadenas en abierto. La industria aporta 5.585 millones de euros al PIB

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Pese a la competencia de redes sociales como YouTube, que cada día atraen más al público joven, o de las nuevas plataformas de vÍdeo por internet, como Netflix o HBO, el sector de la televisión en abierto saca pecho y asegura que «tiene mucho futuro en nuestro país». Eso defiende el último informe de la consultora Deloitte, presentado ayer en Madrid y encargado por la principal asociación que engloba a los actores más destacados del sector, Televisión Abierta -Unión de Televisiones Comerciales en Abierto-, Federación de Instaladores de Telecomunicaciones, la Academia de TV, FORTA y otros doce organismos.

Lejos de perder fuelle, los 516 canales televisión en abierto (26 estatales, 41 autonómicos y 449 locales) representan el 63% del volumen del sector televisivo español. En concreto, la televisión en su conjunto aportó en 2015 más de 5.585 millones de euros en ingresos y subvenciones, registrándose un incremento con respecto a 2014 tanto de la televisión de pago (de 1.742 millones a 2.065), como de la gratuita (de 1.713 a 1.802 millones).

«Después de todo lo que ha pasado en el sector, en términos de evolución se ha producido un proceso de consolidación de las televisiones en España en un entorno cada vez más competitivo. La publicidad en televisión, por ejemplo, representa el 41% de toda la que se vende en España, y en sectores como la alimentación o la belleza este porcentaje se eleva al 80%, y va a seguir creciendo en los próximos años», explicó Concha Iglesias, una de las autoras del informe.

Uno de los datos que avalan esta buena salud fue el liderazgo mundial de las cadenas en abierto españolas a la hora de exportar series al extranjero para su futura adaptación en 2016. Tan solo hay tres países por encima en el 'ranking': Reino Unido (79 ficciones exportadas), Estados Unidos (72) y Argentina (52). España, por su parte, vendió el ejercicio pasado 36 ficciones por 102 millones de euros, entre las que destacan 'Velvet' y 'Pulseras Rojas' (Antena 3), 'Los Misterios de Laura' (TVE) y, más recientemente, 'Cuéntame cómo pasó', que en la adaptación argentina que se graba actualmente sus protagonistas cambiarán su apellido por Martínez en lugar de Alcántara. «Son un vehículo claro de transmisión de la cultura española en el mundo, un contenido de valor para todos los expatriados y con mucho potencial para la marca España», apostilla Iglesias.

Recuperar a los 'millenials'

El principal reto a largo plazo al que se enfrenta el sector es recuperar a las nuevas generaciones, conocidos como 'millenials'. El consumo televisivo en 2016 cayó hasta los 233 minutos por persona y día de media (uno menos que en 2015). De esa cifra, los jóvenes de entre 14 y 24 años solo pasaron delante del televisor la mitad, justo 120 minutos al día, mientras que las personas mayores de 64 vieron 351 minutos. «Las tendencias nos dicen que tanto en EE UU como en Reino Unido esa caída se está ralentizando de un 14 a un 8% y de un 12 a un 4%, respectivamente. La previsión para 2050 es que las generaciones adultas representarán el 20% de las audiencias», añade Iglesias.

Fotos

Vídeos