«Depender de las audiencias es triste»

Javier Gutiérrez, actor

Javier Gutiérrez vuelve a la televisión con la nueva serie de ciencia ficción que ya rueda TVE, 'Estoy Vivo', en la que su personaje se reencarnará después de morir. «Es difícil lidiar con esas emociones»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

En el primer capítulo de 'Estoy vivo', la nueva serie de ciencia ficción que rueda este verano TVE, Javier Gutiérrez (Luanco, Asturias, 1971) tendrá el aspecto de Roberto Álamo. Los dos ganadores del Goya al mejor actor interpretan al mismo personaje, un agente de la Policía que muere y se reencarna cinco años después en otro cuerpo, el de Gutiérrez en este caso. «Es una apuesta por hacer algo novedoso en TVE», apunta el actor.

- Cuando le explican esta locura, ¿cómo reacciona?

- Con sorpresa, pero con mucha alegría. Tengo una relación muy estrecha con Daniel (Écija, el productor), ya que hemos trabajado juntos en 'Águila Roja' o 'Los Serrano' y son proyectos en los que me he sentido a gusto y me han reportado muchas satisfacciones. Este personaje era un reto enorme por su complejidad; es lo más difícil que he hecho en televisión hasta ahora, y me apetecía salir de la comodidad.

- ¿Tenía ganas de regresar a la televisión?

- Sí, pero tenía que ser un proyecto grande, cuidado y en buenas manos. A pesar de que tenía otras ofertas.

- ¿Es difícil encontrar producciones que merezcan la pena?

- Ahora mismo se está haciendo buena ficción en nuestro país, y eso es muy complicado trabajando al ritmo que exige la televisión. A mí me parece que hay muy buenos trabajos y veo muchas interpretaciones sorprendentes de compañeros. Sobre todo, con el presupuesto que se hacen. 'Estoy vivo' viene a sumarse a esta calidad y lo hará con un triple mortal, con un cóctel que mezcla ciencia ficción, drama y humor. Es una apuesta arriesgada.

- TVE no pasa por su mejor momento...

- Sí, pero 'Cuéntame...' sigue teniendo audiencias muy buenas. No se sabe; si algo gusta, el espectador va a ir al canal donde se emita. Aunque tenemos ese hándicap de las bajas audiencias que está haciendo ahora la cadena.

- ¿Siente que un buen trabajo puede condenarse por una mala audiencia?

- Eso pasa también en cine. Si una película no funciona en su primer fin de semana... Depender de las audiencias es triste, descorazonador. Más allá de eso, está la calidad y la apuesta por hacer algo novedoso en una cadena como TVE.

El peso de los Goya

- Que haya tres actores con un Goya puede ser un buen reclamo.

- No lo sé, al Goya hay que darle la importancia que tiene. Hay compañeros que no tienen un Goya y son mejores que nosotros. Estoy seguro de que si mañana hacemos un gran trabajo, los premios no van a ayudar, serán un lastre.

- ¿Cuál es el mayor reto de su personaje?

- Es un tipo al que matan y lo envían a un universo paralelo, tiene que volver a la Tierra cinco años después con el mismo trabajo, siendo la misma persona pero con distinto cuerpo. Lo difícil es lidiar con todas las emociones, con volver a ver a su hija de nuevo y reencontrarse con su asesino.

- ¿Usted cree en la reencarnación?

- Soy gallego (risas) y 'las meigas, haberlas haylas'. No me he parado mucho a pensarlo, pero quizá es porque me genera incomodidad. Cuando muera, sí me gustaría tener otra oportunidad para enmendar los errores que he cometido y despedirme de los míos.

- ¿En qué cuerpo le gustaría volver?

- No lo sé, estoy en contra de la cirugía estética, pero no por nada en particular, sino por el miedo a no reconocerme luego en el espejo.

- En ese miedo se basa la serie.

- Sobre todo en el primer capítulo. Tiene mucho que ver con eso, con el hecho de palparse, reconocerse, con identificarse con esa persona y llevarse bien con su nueva imagen.

Fotos

Vídeos