María Rey: «No me atreví a despedirme»

María Rey: «No me atreví a despedirme»

María Rey dejó la semana pasada su puesto en Antena 3 después de 25 años. Lo hace convencida, para convertirse en emprendedora. «Necesitaba darle un giro a mi vida»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

En el país con la segunda tasa de desempleo más alta de Europa, es noticia que alguien deje un puesto de trabajo seguro y bien remunerado. El pasado viernes, María Rey (Vigo, 1967) anunció que abandonaba Antena 3 después de 25 años en los que ha presentado los informativos en dos etapas (1992-96 y 2016-17) y ha cubierto la información parlamentaria y la que genera la Casa Real. Lo hizo con el beneplácito de sus jefes, porque «no me quedaba nada más por hacer allí».

- Un cuarto de siglo en Antena 3. ¿Tardó mucho en tomar la decisión de separarse definitivamente?

- Sí, mucho, porque en España no hay cultura de dejar una empresa, un trabajo indefinido, una buena nómina, así de repente, si no te ha pasado nada. Mi decisión tiene que ver con el paso del tiempo, el recorrido profesional en la cadena y el hecho de que vas cogiendo años. Yo quería seguir creciendo y me di cuenta de que lo que me quedaba por hacer en Antena 3 era algo que ya había hecho. Creo que la comunicación es mucho más amplia que coger un micrófono y contar lo que está pasando, necesitaba darle un giro a mi vida.

- ¿Y cómo reaccionaron sus compañeros?

- Yo pedí muchos consejos y hablé con mucha gente. Es sorprendente porque, por un lado, te dicen que te lo pienses mejor, pero, por otro, te animan a dar el paso. Creo que tampoco es bueno aferrarse al trabajo, sobre todo cuando llevas tanto tiempo en el mismo sitio.

- ¿Y la despedida?

- La tengo pendiente, no me atreví a hacerla. Al principio tuve conversaciones discretas con la empresa, mientras me lo estaba pensando. Es importante que los jefes se lo tomen bien, pero en este caso me encontré con una comprensión absoluta y la disposición a volver si me arrepentía. De repente, todo se acelera y la fecha de salida se planta en la semana siguiente... Así que el último día no fui; sabía que lo iba a pasar mal dando besos y abrazos a mis compañeros. La despedida queda abierta.

- En este tiempo ha sido testigo privilegiada de cómo ha cambiado el país.

- Hemos cambiado mucho, sí, Aquél era un país y un mundo muy distintos. Nos ha tocado vivir una revolución no menos importante que la Revolución Industrial o la Francesa, que es la Tecnológica. Ha cambiado la forma en la que nos relacionamos y hay generaciones que se han quedado descolgadas.

- También ha cambiado el periodismo.

- Cuando empecé a hacer crónicas políticas metía tres testimonios de treinta segundos, ahora haces medio minuto de crónica y metes testimonios de diez o quince segundos. Un gesto, una expresión o una frase sirven para contextualizar.

- ¿Recuerda su primer día en Antena 3?

- Fue un 'casting' que me hizo Jesús Hermida, eso no se te olvida en la vida. El plató, que era enorme, estaba completamente a oscuras excepto la mesa donde había que situarse. Te querías morir de miedo; Hermida imponía muchísimo, lo recordaré siempre.

Sin red

- ¿Se arrepiente de algo en su andadura profesional?

- Creo que no, de nada. He tenido mucha suerte de encadenar buenos compañeros y trabajos bonitos. En todo caso, quizá alguna oportunidad debería haberla aprovechado mejor.

- Y ahora, ¿cuál es su plan?

- Tengo algunas ideas de cosas que me gustaría hacer. Por ejemplo, seguir vinculada a la información política con colaboraciones que sean compatibles con hacer más cosas, como la formación, la asesoría en estrategia política... Por el camino pueden surgir otras oportunidades. Soy un poco insensata porque me he ido sin tener un puesto de trabajo esperándome fuera. Creo que es un buen momento en España para emprender, y voy a hacerlo.

- ¿Nuestros políticos están bien asesorados?

- Cada vez mejor. Los jefes de prensa antes solo estaban para resolver emergencias, aparecían cuando había una crisis muy gorda. Ahora los políticos, en general, salen asesorados, con conocimientos en comunicación y estrategias para construir los discursos. Antes eran interminables, pero ahora lanzan mensajes concretos, que se repiten.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos