El amable viaje de la 'radioneta'

Quique Peinado y Manuel Burque viven en la caravana que les sirve también de estudio portátil de radio. / MOVISTAR
Quique Peinado y Manuel Burque viven en la caravana que les sirve también de estudio portátil de radio. / MOVISTAR

Quique Peinado y Manuel Burque se vuelven a echar a la carretera con el estudio portátil de 'Radio Gaga' (Movistar+). «Hay historias increíbles»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Ellos lo llaman «el salón», aunque realmente es un estudio portátil de radio que también sirve de dormitorio cuando hacen noche en los lugares que visitan. Pero Quique Peinado (Madrid, 1978) y Manuel Burque (Santa Cruz de Tenerife, 1980) prefieren denominar de esa forma tan casera al interior de la furgoneta de 'Radio Gaga' por la calidez que contagia a todo el que entra allí para contar su historia. Desde jubilados a personas sin hogar, pasando por médicos que gastan sus vacaciones en acudir a la India para arrimar el hombro en la Fundación Vicente Ferrer. Historias de gente anónima que la tele ha considerado 'normales' tradicionalmente, pero que aquí se convierten en asombrosas por obra y gracia de esta 'radioneta', que esta noche (22.00 horas) regresa al canal #0 de Movistar+ en su segunda temporada.

«Teníamos los recursos de la primera temporada, en la que tuvimos que aprender mientras lo hacíamos. Hemos sabido gestionar muchas situaciones delicadas en el estudio... Excepto en una ocasión que un entrevistado nos desbordó totalmente. En Madrid, cuando visitamos la Fundación Rais, se acercó una persona sin hogar que no había dormido en toda la noche porque no quería quedarse dormido para venir a la entrevista. Hacía un frío terrible y le habían quemado todo lo que tenía, le vimos muy vulnerable, no sabíamos qué decirle», explica Manuel Burque a este periódico, mientras su compañero Quique Peinado asiente a todo.

La Alpujarra, Benidorm...

En esta ocasión se han echado a la carretera para dar voz en esta radio televisada a personas que padecen anorexia o bulimia en el Instituto de Trastornos Alimentarios y de Conducta de Barcelona. A Órgiva, un pueblo de la Alpujarra granadina, donde contarán cómo los vecinos comparten su día a día con hippies, artistas, intelectuales, yoguis, budistas... que buscaron entre esas montañas un modo de vida alternativo. También han visitado la India junto a los cooperantes de la Fundación Vicente Ferrer, que lleva allí desde hace casi 50 años. Y Benidorm, donde acompañarán a un grupo de jubilados en sus vacaciones. En esta ocasión, usaron una grúa para situar su furgoneta en la azotea del hotel.

«De repente empezaron a salir historias increíbles de allí. Hemos aprendido lo bien gastado que está el dinero en el Imserso. Para esos señores que se han dejado la vida currando y tienen problemáticas propias de su edad, esa semana en Benidorm vale oro», reconoce Peinado. «Los jubilados realmente somos Quique y yo, ellos son adolescentes», bromea Burque, con algo de razón, pues las dos noches que pasaron allí estos jubilados no les dejaron dormir por la música de la discoteca del piso de abajo.

Ellos reconocen que una de las claves de su éxito tiene que ver con que su formato se asemeja más a la radio que a la televisión. «Es absolutamente clave que sea una radio. La tranquilidad que generamos nosotros no es la misma que si tuviéramos un foco delante y unas cámaras pegadas. Nosotros estamos una hora con una persona, a la que no han entrevistado en su vida, para sacar cinco minutos. La persona no siente que tiene que dar respuestas brillantes y se relaja», señala Peinado.

- ¿Este programa no debería ser público en vez de en pago?

- En Bélgica se emite en la tele pública, y lo peta. Reconozco que TVE está haciendo cosas muy buenas en entretenimiento y La 2 también. Pero deberían emitir programas que, como este, hagan cuestionar la base de algunas cosas. 'Radio Gaga', que no es un programa activista, ni siquiera social, hace pensar que se deben destinar más recursos a las personas sin hogar, por ejemplo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos