Diario Vasco

«Soy una víctima de 'Pretty Woman'»

«Soy una víctima de 'Pretty Woman'»
  • Luján Arguelles regresa el lunes a Cuatro con 'Tú, yo y mi avatar', un programa de citas en el que los pretendientes ni siquiera se verán. «El interior importa más de lo que parece»

Luján Argüelles (Salas, Asturias, 1977) ha emparejado a hijos, madres, granjeros e incluso a princesas, pero ahora se enfrenta al reto más difícil de su carrera como casamentera: emparejar a personas que ni siquiera se han visto. Los pretendientes de 'Tú, yo y mi avatar', el nuevo programa de Cuatro que se estrena el lunes a partir de las 22.30 horas, ni siquiera acudirán a su cita; lo harán a través de otra persona a la que darán órdenes mediante un micrófono. «Es un juego maravilloso, esa curiosidad de no saber quién está detrás», avanza.

Esto es el amor en los tiempos de 'Blade Runner'.

Sí, un poco. O como el amor en los primeros tiempos de internet, en los que la gente se enamoraba a través de un chat sin ver el rostro de los otros. Este programa sigue el mismo sistema.

Sin embargo, ahora en internet lo más importante es la foto del perfil.

Exacto, y este programa tira a todo lo contrario. ¿Sabes lo que pasa? La mayoría de nosotros estamos con nuestra pareja por cómo es, por su personalidad, por la convivencia... Porque el primer día te pudo parecer muy guapo, pero eso no basta para mantener una relación. El físico sirve en un momento de ligoteo puntual, lo que viene después ya es otra historia.

¿No es complicado dejarse seducir sabiendo que se tiene delante a otra persona distinta?

Eso es un juego maravilloso y a mí me encantaría experimentar la sensación de tener la curiosidad de no saber quién está detrás de la persona con la que estoy hablando. En el programa lo vamos a ver, hay pretendientes que son espectacularmente atractivos pero luego su forma de expresarse no le gusta al candidato. Yo puedo ser Irina Shayk y no decirte más que tonterías, y eso personalmente no lo soporto.

¿Y si el avatar es el que acaba triunfando en la cita y no el pretendiente?

Los avatares a veces pueden actuar por libre. Los pretendientes los suelen elegir para cubrir las carencias que ellos tienen, pero si a estos avatares les da por tomarse tres copas seguidas durante la cita, se las toman. A veces pueden dar vergüenza ajena y es muy divertido.

Entrenamiento

También habrá avatares famosos, como Patricia Conde.

No creo que se juegue con ventaja cuando tu avatar sea Patricia Conde, porque lo que hay detrás puede no tener nada que ver con su imagen. Patricia tuvo su entrenamiento con su pretendiente y no será la que estamos acostumbrados a ver. Tú como espectador te tronchas y el candidato no entiende nada (risas).

¿Cómo se ponen de acuerdo, hay entrenamiento?

Intentamos que cada pretendiente pase un par de horas con su avatar para que ambos se conozcan y se puedan entender luego a través del pinganillo, o que se intenten subsanar los defectos.

Pero esto, ¿funciona, se encuentra el amor?

Hay de todo. Lo que sí nos vamos a dar cuenta es que el interior importa más de lo que parece. Vamos a escuchar aquello de 'es muy guapo pero no hay piel detrás, no hay química'.

Usted ya es una experta en emparejar solteros.

Me gusta mucho la temática del amor (risas). Todos vivimos crisis y remontadas con nuestras parejas, yo soy víctima de 'Pretty Woman', a mi generación la han marcado esos peliculones en los que, contra viento y marea, el amor triunfaba.

¿Volverá 'Quién quiere casarse con mi hijo'?

Estamos preparando ya el proceso de 'casting' y de preproducción, pero de momento no sé más.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate